La venta de cupones en Internet, publicidad ‘gratuita’ para empresas

stop

Las compañías ahorran en 'marketing' gracias a plataformas de ventas colectivas

02 de noviembre de 2013 (19:04 CET)

El teatro Lara de Madrid pagaba antes de la crisis cerca de 40.000 euros para promocionar cada una de sus funciones. Sobre las tablas, se representan entre 25 y 30 obras anuales. Una partida considerable en un sector tocado por la crisis y el incremento del IVA en la cultura.

Pero el gerente del centro, Antonio Fuentes, explica cómo en los últimos años ha conseguido que el presupuesto en marketing haya perdido peso. Ahora, hay obras en las que destinan 20.000 euros en promoción. Por otras, paga unos 4.000 euros. E incluso algunas representaciones han tenido un coste de publicidad cero. ¿Cómo? Gracias a su adhesión en plataformas couponig como Groupon.

Comisión de las compañías

Este tipo de web ofrece tickets para restaurantes, espectáculos o escapadas a precios asequibles para la mayoría de bolsillos. Páginas con auténticas gangas de las que se benefician los usuarios pero de las que también sacan partido las empresas.

El trueque no es gratuito. A cambio de la presencia on line en las plataformas de ventas colectivas, deben ceder parte de las ganancias. En el caso del teatro Lara, las entradas las ofrece al 50% a través de este canal, pero Groupon reclama una comisión que supone el 10% de la transacción.

Visibilidad


Fuentes sostiene que la presencia en este tipo de portales se ha convertido en una tabla con la que mantener a flote negocios como los teatros más pequeños. “En general, hemos caído en asistencia en comparación con otros años. Pero sirve para moderar la caída. Para que sea más asequible y la gente venga”, puntualiza.

El vicepresidente internacional de Groupon para el sur de Europa, Giulio Limongelli, explica que “la visibilidad que consigue un comercio local a través de la publicación del cupón se traslada a términos publicitarios o de marketing”. Habla de un ahorro más que sustancial para las pymes, las que menos recursos tienen para su promoción física y on line.

Promoción de pequeños locales

Una apreciación que comparte otro emprendedor presente en la plataforma. Juan Maestre dejó de lado el mundo de las telecos para adentrarse en el de la repostería creativa. Abrió un local de muffins en Madrid.

Ahora, con la venta de cupones por Internet sobre cursos de cocina su negocio ha superado lo peor de la tormenta. Sostiene que con este tipo de webs ha impulsado la promoción de su pequeño local situado en una calle que nada tiene que ver con la Gran Vía madrileña. Y ha podido complementar su escaparte virtual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad