Simulación de Batallas Ejército EEUU (I). Fuente: Ejército de Estados Unidos.

Las batallas digitales con las que EEUU entrena a sus soldados

stop

La nueva pantalla de realidad virtual puede ayudar a los soldados a practicar utilizando entornos de entrenamiento sintéticos en un espacio digital

Madrid, 15 de noviembre de 2019 (14:19 CET)

El Ejército de los Estados Unidos está trabajando con socios de la industria, concretamente con Microsoft, para desarrollar una pantalla de realidad mixta que pueda dar a los soldados y escuadrones acceso a herramientas que les permitan entrenar para la guerra como nunca antes lo han hecho.

Ha sido el antiguo Secretario de Defensa, Jim Mattis, quien ha dicho que las tropas estadounidenses deberían pelear "25 batallas sin sangre" antes de su primer combate real. La realidad aumentada es la forma que quiere utilizar el ejército de los Estados Unidos para llevarlo a cabo.

El Integrated Visual Augmentation System (Sistema Integrado de Aumento Visual o IVAS, sus siglas en inglés), un HUD multiusos, es un proyecto para el equipo de Soldier Lethality (SL) del Army Futures Command, pero el equipo de Synthetic Training Environment (STE) también está explorando formas de usar la tecnología para ayudar a sus soldados a entrenar de cara a la batalla.

Microsoft recibió el otoño pasado un contrato de casi 440 millones de euros para desarrollar los cascos IVAS. "Los fondos respaldaron la capacidad del Ejército para poner en marcha el desarrollo de los primeros equipos IVAS y el banco de pruebas para evaluar las capacidades críticas y su integración", ha dicho una portavoz del equipo STE a Business Insider.

En un evento reciente sobre el punto de contacto de los soldados con el IVAS en Fort Pickett, Virginia (Estados Unidos), Business Insider experimentó de primera mano cómo esta tecnología se utilizará como herramienta de entrenamiento.

Simulación de Batallas Ejército EEUU (II)

Soldados IVAS. Fuente: Ejército de Estados Unidos

Durante el evento, se realizó un ejercicio que se centraba en el soldado destinado a informar del desarrollo de la tecnología, un escuadrón compuesto por dos periodistas, el General John Murray, jefe del Comando de Futuros del Ejército, el Subjefe del Estado Mayor del Ejército, el General Joseph Martin y James McPherson, quien es el Subsecretario del Ejército, en el que allanaron un edificio completamente vacío.

Para aquellos que iban con los cascos IVAS experimentales, HUDs basados en el HoloLens de Microsoft, el edificio estaba lejos de encontrarse vacío. Había combatientes enemigos programados para disparar por lo que debían de ponerse a cubierto cuando se disparaba, civiles que respondían a las órdenes de voz, e incluso animales, en este caso, perros y cabras.

Portando armas modificadas que poseían rastreadores especiales, se podían disparar balas y lanzar granadas en el espacio digital. Después de no más de cinco minutos de instrucción, se inició la batalla, con los generales liderando al equipo a gritos de "fragmentar" y "disparar" que resonaban por los pasillos.

Se podían ver los destellos de las explosiones. También los agujeros que las balas dejaban en la pared ahí donde un disparo había fallado. Al igual que se podían escuchar los gritos de los enemigos caídos. Aunque la batalla simulada fue fascinante, mucho más interesante se hizo la revisión posterior a la acción, que comenzó tan solo unos minutos después de que esta finalizara.

Simulación de Batallas Ejército EEUU (III)

Realidad aumentada asociadas con el programa STE. Fuente: Ejército de Estados Unidos.

Alrededor de una mesa vacía se dispusieron todos los participantes, pero para aquellos que aún llevaban puestos los cascos IVAS, no estaba vacía en absoluto. En el medio se encontraba una versión en 3D de realidad aumentada del edificio que acababan de asaltar. Dentro había gente diminuta que representaba a los miembros del equipo.

Capaces de reproducir, pausar, avanzar rápidamente y retroceder como si de una película se tratase, se pudo ver al equipo trabajar en el edificio. Con esto se comprobó dónde se encontraba cada uno al doblar una esquina y si los rifles apuntaban correctamente a la misma dirección.

"Si eres un líder de escuadrón, ahora puedes entender cómo tu equipo está maniobrando a través de este espacio", ha explicado un oficial del Ejército.

En ese mismo espacio digital, también había una tabla de clasificación de realidad aumentada donde se podía ver el desempeño de cada miembro (cuántos enemigos murieron, cuántos civiles, si fueron golpeados o no, etc.). Además, se podía ver de qué forma habían muerto los enemigos, específicamente quién hizo el disparo y dónde le había alcanzado la bala.

Simulación de Batallas Ejército EEUU (IV)

Actividades de realidad virtual. Fuente: Ejército de Estados Unidos

Los entrenadores de realidad virtual han existido durante años, pero la configuración experimental de estos momentos no se parece a nada que se haya visto antes. El Ejército ha estado persiguiendo esta posibilidad durante más de una década, pero la tecnología no estaba disponible hasta ahora.

"Es un feedback que no han tenido antes", ha dicho la General Maria Gervais, directora del equipo multifuncional de STE. "Para los soldados esto es una metodología viable para entrenar el combate cuerpo a cuerpo". A medida que el Ejército trabaja para desarrollar aún más esta tecnología, tiene la intención de que aumente el realismo, como inslar una nueva configuración de materiales para que las barreras de madera contrachapada no sirvan como protección contra una granada.

"Esto es tecnología puntera", ha dicho el General James McConville, Jefe de Estado Mayor del Ejército, a los legisladores a principios de este año, explicando que el IVAS y los entornos de entrenamiento de realidad aumentada "van a transformar el modo en el que entrenamos a los soldados y la forma en la que los soldados operan en combate".

"Lo que va a permitir a nuestros soldados es entrar en una realidad aumentada que les entrenará para una misión que están a punto de cumplir", ha añadido el general. "Estamos entusiasmados".

Noticia original: Business Insider 

Autor: Ryan Pickrell

Hemeroteca

Donald Trump
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad