Las promesas del 5G: bajarse una peli en menos de un segundo

stop

Empresas asiáticas como Huawei y Samsung ya han realizado pruebas en entornos reales que anticipan las capacidades de esta tecnología

Hans Vestberg, de Ericsson, durante una presentación sobre el 5G en el último MWC de Barcelona

en Barcelona, 10 de julio de 2015 (12:55 CET)

Cuando todavía estamos en proceso de adaptación al 4G, las promesas sobre lo que podremos hacer con el siguiente salto tecnológico en conectividad móvil ya están aquí. A pesar de que el 5G, por ahora, sólo es una realidad en los laboratorios de las principales empresas tecnológicas, las grandes compañías comienzan a despertar el apetito futurista de los consumidores de todo el mundo.

¿Qué podremos hacer con una conexión 5G? Por ejemplo, bajar una película en alta definición en menos de un segundo. O controlar los electrodomésticos de casa desde el coche. ¿Con qué medios? Con una velocidad de descarga que podría multiplicar por cien la disponible hoy en día y con una conexión de una calidad mucho mayor a la actual y más efectiva, a través del uso de frecuencias situadas entre los 26 y 38 GHz.

El gigante chino

La lupa sobre esta innovación está puesta en el lejano Oriente. El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei ha anunciado que invertirá unos 540 millones de euros (600 millones de dólares) en los próximos tres años en investigar y desarrollar el 5G. La apuesta de esta multinacional –fabricante de la mitad de las redes de telecomunicaciones del mundo—por el I D es inequívoca: 76.000 de sus 170.000 empleados trabajan en este ámbito.

"En los próximos años habrá cien mil millones de conexiones de todo tipo, desde coches hasta sofisticadas máquinas médicas o electrodomésticos, que funcionarán a 10 gigabytes por segundo, una velocidad superior a la del actual 4G", explicaba recientemente Zhang Shunmao, presidente de Mercadotecnia y Soluciones de Huawei.

Otras compañías como la surcoreana Samsung, que ha desarrollado pruebas del 5G en entornos reales realmente prometedoras, tratan de no quedarse atrás. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad