Recientemente Mercedes presentó el EQC, el primer modelo de la familia de coches eléctricos EQ. Fotografía: Mercedes-Benz
stop

La predicción es que en 2040 el 55 por ciento de los vehículos nuevos serán eléctricos, y que supongan el 33 por ciento de la flota mundial

Madrid, 10 de septiembre de 2018 (20:15 CET)

Recientemente Europa superó la marca del millón de coches eléctricos vendidos. Un año antes había sido China —país que liderará la transición del motor de combustión a la propulsión eléctrica— y en cuestión de meses será EE UU. Antes se alcanzará la cifra global de los cuatro millones de coches eléctricos en todo el mundo.

En 2014 se vendieron "unos poco cientos de miles" de coches eléctricos en todo el mundo. En 2017 ya fueron 1,1 millones y en 2018 el total de coches eléctricos vendidos crecerá hasta los 1,6 millones. A este ritmo en 2025 serán 11 millones, y 30 millones en 2030.

El crecimiento reciente ha sido tal que los analistas han tenido que revisar al alza sus previsiones más optimistas para los próximos años, especialmente "a medida que las baterías eléctricas resulten más baratas de fabricar que los automóviles con motor de combustión interna (ICE). China liderará esta transición, con ventas que representarán casi el 50% del mercado mundial de vehículos eléctricos en 2025," dice el informe Electric Vehicle Outlook 2018 de Bloomberg NEF.

Dos desafíos del coche eléctrico: baterías y suministro eléctrico

A pesar de las alertas de FMI respecto a que la demanda de los materiales utilizados en las baterías eléctricas —caso del cobalto y el litio— pueden incrementar su precio y ralentizar el crecimiento, la previsión de Bloomberg es que para 2030 su precio se haya reducido dos tercios: "En 2010 el precio promedio de los los paquetes de baterías eran de 1.000 dólares por kWh. A finales de 2017 los precios medios alcanzaron un mínimo de 209 dólares por kWh, un descenso notable del 79% en siete años."

El de la materia prima para fabricar baterías es uno de los desafíos a los que se enfrenta el coche eléctrico: la demanda pasará de los actuales 0,7 millones de toneladas a los 10 millones de toneladas en 2030.

También los serán las infraestructuras eléctricas: se calcula que los vehículos eléctricos supondrán hasta el 9 por ciento de la demanda energética global para el año 2050. Actualmente es del 0,2 por ciento.

Autobuses: hasta el 84 por ciento serán eléctricos en 2030

La expectativa de penetración prevista por Bloomberg para los autobuses, especialmente urbanos, es incluso mayor que en el caso de los turismos debido a la creciente preocupación sobre la calidad del aire en las ciudades y a la necesidad de "identificar soluciones de transporte más sostenibles y eficiente" conforme crece la población urbana.

Según la ONU para 2050 hasta 2.500 millones de personas vivirán en núcleos urbanos, y los autobuses eléctricos son la forma más evidente de reducir las emisiones locales. "En 2040 habrá 2,3 millones de autobuses eléctricos en todo el mundo," según Bloomberg.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad