El 'skyline' de Kiev, la capital de Ucrania, líder global en ciencia y tecnología según el Good Country Index

Lo que España puede aprender del sector tecnológico de Ucrania

stop

Ucrania lidera la categoría de ciencia y tecnología del Good Country Index, en gran parte, por una estrategia para desmitificar los cambios de la modernidad

Alessandro Solís

Economía Digital

El 'skyline' de Kiev, la capital de Ucrania, líder global en ciencia y tecnología según el Good Country Index

Barcelona, 16 de marzo de 2019 (04:55 CET)

Ucraina es el líder mundial en la categoría de ciencia y tecnología del Good Country Index (Índice del Buen País) de 2018, mientras España ocupa la posición número 48 en este apartado. De los resultados y los testimonios de protagonistas del sector tecnológico ucraniano se desprende que los españoles pueden aprender mucho del Estado del este de Europa.

Este índice –relativamente nuevo, lanzado por la ONG del mismo nombre en 2014– mide las contribuciones de cada país al bien común de la humanidad en relación con su tamaño. "Usando una amplia gama de datos de la ONU y otras organizaciones internacionales", el estudio señala si un país es "un acreedor neto para la humanidad, una carga para el planeta o algo intermedio".

En los resultados generales publicados este año, España entra por primera vez al top 10 mundial, en la posición número 9, mientras Ucrania ocupa el puesto 75. Pero la victoria ucraniana en la categoría de ciencia y tecnología es una oportunidad para poner en relieve las razones por las que el vecino de Rusia se está convirtiendo en pionero de lo que en el futuro consideraremos normal.

¿Qué significa ser un buen país para la ciencia y la tecnología, como Ucrania?

La columna de contribuciones globales de cada país en materia de ciencia y tecnología es el primero y uno de los más importantes del Good Country Index. Para calificar a los países según sus aportaciones en este sentido, los investigadores revisan año con año una serie de parámetros que ayudan a medir el impacto en relación con el tamaño de su economía.

En 2018, el PIB anual de España fue de 1.206.878 millones de euros, mientras que el de Ucrania fue de 99.278 millones; es decir, la economía ucraniana cabe más de 12 veces dentro de la española. Pese a ello, Ucrania tiene más estudiantes extranjeros que España, una de las razones por las que le ha vencido en la categoría de ciencia y tecnología.

Además, los ucranianos exportan más revistas científicas que los españoles, relativo al tamaño de la economía, y sus investigadores también publican más artículos en revistas internacionales que sus homólogos en España. Otro de los elementos estudiados fue la cantidad de Premios Nobel recibidos por sus nacionales o radicados hasta 2014, donde –nuevamente– Ucrania supera a España.

El número de aplicaciones al Tratado Internacional de Cooperación en Materia de Patentes también fue superior en 2018 en Ucrania que en España. Superando mejor que cualquier país estas cinco calificaciones dio a los ucranianos el título global en ciencia y tecnología, y da una idea de los puntos de mejora que deben anotar las autoridades españolas.

El banco líder de Ucrania contextualiza el liderazgo tecnológico

Petr Krumphanzl, consejero delegado y presidente de la junta ejecutiva de Privatbank, el mayor banco comercial de Ucrania, ha publicado una opinión en el portal Banking Tech en el que explica algunas razones por las que no debe sorprender que el país sea el líder mundial en ciencia y tecnología según el referido índice.

Krumphanzl empieza por su área fuerte: la banca. El directivo dice que las entidades ucranianas se caracterizan por abiertas y ágiles, y abrazan rápidamente cualquier cambio disruptivo. Ucrania fue uno de los primeros países que adoptó Google Pay y Apple Pay, convirtiéndose en pionero de la tendencia a evitar el dinero en efectivo.

Además, destaca que en el país hay más de 13.000 puntos de venta a través de códigos QR, que facilitan a las pequeñas y medianas empresas aceptar los pagos contactless. Ahora, las autoridades se plantean permitir los pagos con Instagram, aprovechando que casi 11 de sus 45 millones de habitantes tienen una cuenta en la red social.

"Cuando se desmitifica la tecnología y se la ve por lo que es, las tasas de adopción y conversión se disparan"

Una de las ventajas de Ucrania, asegura Krumphanzl, es que los cambios tecnológicos son abrazados por todas las generaciones y no solo por los millennials. "Una vez que se desmitifica la tecnología y se la ve por lo que es –una herramienta que facilita la vida– las tasas de adopción y conversión se disparan", escribió el banquero.

Que el ecosistema de startups ucranianas sea frecuentado por ejecutivos de Google, Amazon y Samsung también ayuda. Además, sus ciudadanos son parte importante del éxito: están acostumbrados a pagar todo con el móvil, desde un ramo de flores hasta la tarjeta de transporte público.

"El progreso tecnológico no ocurre de la noche a la mañana y Ucrania ha hecho bien en abrirse a los cambios globales", añadió Krumphanzl. "La excepcional educación terciaria y la infraestructura en investigación, un conjunto constante de programadores e ingenieros, y una amplia base de clientes con conocimientos digitales ciertamente hacen que el país sea un buen lugar".

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad