Fotografía: Loon
stop

En cuestión de horas Alphabet (matriz de Google) y Telefónica proporcionaron internet móvil a los ciudadanos afectados por el terremoto

Madrid, 31 de mayo de 2019 (11:27 CET)

En apenas 48 horas los globos aerostáticos del proyecto Loon de Alphabet —la matriz de Google— fueron capaces de restablecer la conectividad 4G en la Amazonia peruana. La región, situada en la parte central de América del Sur, se vio sacudida el pasado domingo por una terremoto de magnitud 8.

La solicitud enviada a Loon por el gobierno peruano y la compañía Telefónica se produjo en plenas negociaciones comerciales entre las tres partes para, precisamente, utilizar globos aerostáticos para extender la cobertura de internet móvil a zonas remotas del país.

Loon ya había avanzado en Perú parte del proyecto y de las infraestructuras, para realizar las pruebas previas al contrato comercial. Esto permitió poner en marcha el sistema horas después del terremoto.

Los globos aerostáticos de Loon son parecidos a los globos meteorológicos que realizan mediciones y observaciones a gran altura y pueden permanecer en el aire más de 100 días consecutivos sirviendo como antenas de telefonía e internet móvil. La energía que hace funcionas los sistemas electrónicos se obtiene del sol, mediante paneles solares y baterías que acumulan electricidad para que el sistema siga funcionando durante la noche.

En Kenia también se utilizan los globos estratosféricos de Loon para extender la cobertura móvil entre los ciudadanos de regiones aisladas, sin conexión a las redes terrestres de telecomunicaciones.

Tecnología para responder a los desastres naturales

No es la primera vez que los globos de Loon recuperan las telecomunicaciones en la región: a principios de 2017 Loon ya trabajó con Telefónica, cuando las inundaciones afectaron a las regiones del norte de Perú. 

Ese mismo año 2017 los globos de Loon permitieron restaurar la conectividad a internet de AT&T y T-Mobile en Puerto Rico, después de que las infraestructuras terrestres y redes de telecomunicaciones de la isla resultaran dañadas por el huracán María.

Sin embargo entonces el tiempo de respuesta fue mucho más lento pasaron semanas hasta que se desplegaron los globos de Loon debido a cuestiones técnicas y administrativas.

"Esta vez en cambio la velocidad respuesta ha sido mucho más rápida —dicen desde Loon– y en lugar de semanas fuimos capaces de prestar servicio unas 48 horas del terreno, porque ya habíamos desplegado en Perú buena parte de los componentes básicos de la red de Loon."

Regiones y ciudades resilientes

Según Loon para que internet funcione a través de sus globos hace falta mucha planificación previa, gestiones regulatorias y acuerdos con operadoras locales. Por este motivo desplegar el sistema con antelación en regiones susceptibles de sufrir catástrofes o desastres naturales reduce significativamente el tiempo necesario para recuperar la conectividad.

Implementar este tipo de sistema no debería ser por tanto algo relacionado únicamente con extender la cobertura móvil en una región, sino que debe ir asociado al concepto de región o ciudad relisiente.

La idea de ciudad resiliente (que converge con el ciudad inteligente o smart city) se refiere al uso de tecnologías y prácticas preventivas que favorecen la resistencia y la recuperación de servicios esenciales en caso de que se produzca una situación de emergencia que pueda dañar infraestructuras de comunicaciones; incluyendo, además de terremotos, inundaciones, huracanes e incluso actos terroristas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad