Fotografía: Robin Benzrihem en Unsplash

Mientras Notre Dame ardía, Wikipedia demostró su potencial informativo

stop

Cientos de editores contribuyeron para informar en tiempo real del incendio de la catedral parisina con el rigor característico de la enciclopedia libre

Madrid, 30 de abril de 2019 (17:15 CET)

Tal vez fue a través un tuit o quizá en un especial informativo, pero buena parte del mundo vio arder en directo la catedral de Notre Dame de París gracias a la emisión en directo de varios usuarios de Twitter o Instagram, al menos hasta la llegada de los equipos de noticias con conexiones en directo.

Mientras el mundo veía arder una de las maravillas de París, millones de personas encendían sus pantallas para ver qué estaba pasando y contemplar, al mismo tiempo, uno de esos momentos que se recordarán con un “¿y tú dónde estabas cuando ardió Notre Dame?”

Pero mientras los equipos de informativos franceses y los corresponsales de medio mundo corrían en sus motos y taxis hacia la céntrica catedral había un equipo de personas montando una de las páginas con más información sobre el incidente en Wikipedia.

Pese a la mala fama que algunas personas persisten en darle a Wikipedia, la enciclopedia libre y colaborativa se puso en marcha creando varias páginas especiales sobre el incendio, así como actualizando la página principal de Notre Dame.

Esto no está al alcance de cualquier usuario que se registra en Wikipedia, en este tipo de eventos en directo solo un selecto equipo de wikipedistas puede editar este tipo de páginas. También se suelen bloquear las páginas principales a más ediciones externas para asegurarse que el contenido no se altera con información falsa.

Una pelotón de ‘wikipedistas’ contribuyó con información, imágenes y diagramas

Cientos de personas de todo el mundo se pusieron a trabajar coordinadas mediante las herramientas internas de Wikipedia. En tan solo seis horas cerca de 600 revisiones de 219 editores de Wikipedia colaboraron para crear la página en inglés del evento, una de las más completas y visitadas ya que la edición en inglés es la que más usuarios recibe.

Al mismo tiempo se creaba la versión en francés. En esas seis horas la página recibió 483 revisiones de 120 editores, incluyendo 3 imágenes libres de derechos de personas que estaban cerca y 53 referencias externas, tal y como recoge Brian Keegan.

Además de información escrita e imágenes, los colaboradores de la Wikipedia lograron publicar diagramas de las partes afectadas por el fuego en pocas horas, incluso vídeos de reacciones de la comunidad católica francesa tras el incendio.

La página se ha editado 2.700 veces y ha recibido un millón de visitas

La versión en español no es tan completa, pero es extensa y con decenas de referencias para conocer lo que se sabe hasta ahora y hasta que concluya la investigación sobre el incendio.

Ahora 15 días después del incendio, la comunidad de Wikipedia se siente orgullosa de cómo se trató la noticia, sin información falsa de la que tanto se habla hoy en día y que las redes sociales expanden.

Durante esta quincena la página se ha editado más de 2.700 veces por 317 editores, según las estadísticas oficiales de la web. Y lo que es más impresionante: aunque Google posiciona noticias de otros medios primero, la versión en inglés ha recibido casi un millón de visitas, y la francesa unas 189.000.

Wikipedia es un repositorio abierto que cualquiera puede editar, y a pesar de eso entre miles de tuits, historias en Instagram, artículos y vídeos en Youtube, algunos que incluso especulaban sobre posibles sabotajes, Wikipedia mantuvo un rigor informativo cada vez menos habitual.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad