Vista del Meizu Pro 7, el primer móvil con una pequeña pantalla trasera.

¿Por qué no un móvil con pantalla trasera?

stop

Meizu lanza un móvil con una pequeña pantalla en la cara posterior del móvil, ideal para las personas que hacen ejercicio con su teléfono

Barcelona, 30 de julio de 2017 (18:52 CET)

¿Cuánto se puede demorar en dar vuelta el móvil y ver la hora o identificar a quien llama? Menos de un segundo, pero hay ocasiones en que esa mínima fracción de tiempo es importante. Por ejemplo, en las personas que hacen ejercicio con su teléfono, o en caso de que el móvil se encuentre en el asiento del coche y comience a sonar, una fugaz mirada será suficiente para saber si vale la pena detenerse y atender el llamado.

Meizu es el primer fabricante que presenta un móvil con una pantalla en la parte trasera. En los modelos Pro 7 y Pro 7 Plus hay una pequeña pantalla de 1,9 pulgadas con una resolución de 536 por 240 píxeles, y con funciones más limitadas: enseñan la hora, la fecha y las notificaciones, además de permitir realizar selfies, usarla de temporizador, jugar a minijuegos y ofrecer datos mientras se está haciendo ejercicio.

Esta pantalla trasera se encuentra en el lado izquierdo del dispositivo, debajo de la doble cámara. Para convertirlo en su seña de identidad, Meizu pondrá a la venta fundas específicamente diseñadas, que incluyen un hueco para que se pueda ver la información de la pantalla.

Un interesante rendimiento de memoria y rapidez

El Meizu Pro 7 Plus cuenta con hasta seis GB de memoria RAM, mientras que su hermano pequeño dispone de hasta cuatro GB. El almacenamiento total también es un punto a destacar en ambos dispositivos, teniendo un total de 64 GB en la versión Pro 7 y de 128 GB en la versión Pro 7 Plus.

Otro de los puntos fuertes tanto en el dispositivo estándar como en el plus es la autonomía. El modelo Pro 7 dispone de una batería de 3.000 mAh que se llegan a incrementar a los 3.500 en el caso del Pro 7 Plus. Además, los dos dispositivos cuentan con el sistema de carga rápida mCharge, con el que se puede cargar hasta el 60% de batería en media hora.

El Pro 7 se venderá primero en China por 369 euros, para después expandirse en el resto de los mercados, aunque se desconoce cuando llegará a España. Sin embargo, no se espera que el Pro 7 Plus salga del mercado asiático, donde costará unos 519 euros. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad