Fotografía: Michael Geiger en Unsplash
stop

Lake City (Florida) ha pagado 42 bitcoins (unos 500.000 dólares) para recuperar sus sistemas informáticos. Es el segundo ataque de este tipo en una semana

Madrid, 27 de junio de 2019 (11:24 CET)

La ciudad de Lake City se ha convertido en la segunda ciudad del estado de Florida que ha pagado en la última semana un rescate por sus datos informáticos, "secuestrados" tras una ciberataque.

Una de las fórmulas para el secuestro de datos consiste en cifrar la información guardada en los discos duros de los ordenadores y servidores. De este modo la información queda inaccesible salvo que se encuentre el modo de romper el cifra o restaurar los sistema.

Aunque en el caso de Lake City los técnicos del consistorio consiguieron desconectar los ordenadores afectados apenas diez minutos después de que se iniciara el ataque, según ZDNet, para entonces el software ya se había propagado, cifrando la información y los datos informáticos.

Las únicas redes informáticas municipales que no se fueron afectadas fueron las de la policía y los bomberos.

Como suele ser habitual en este tipo de ataques, plan de los atacantes suele consistir en exigir un rescate, una cantidad de dinero, a cambio de entregar a la víctima la clave que descifra esa información.

Según medios locales citados por Zdnet la localidad de Lake City pagó el martes 42 bitcoins, unos 500.000 dólares, dependiendo del valor de bitcoin en el momento del pago, y recibió la clave para recuperar el acceso a sus propios sistemas.

En mayo de 2017 Telefónica sufrió un ataque parecido, en el que se consideró entonces como uno de los mayores ciberataques de la historia reciente. En aquella ocasión, sin embargo, los técnicos de Telefónica fueron capaces de rescatar la información secuestrada.

El segundo caso en Florida una semana

Antes fue Riviera Beach, también en Florida, la que decidió pagar 65 bitcoins (unos 600.000 dólares entonces) para recuperar el control de sus sistemas informáticos en un ataque con ramsonware que afectó a casi todos los sistemas e infraestructuras informáticos de la ciudad.

Antes de estos dos ataques contra localidades de Florida otras ciudades estadounidenses han sufrido secuestros de datos parecidos: en marzo de 2018 Atlanta pagó a los ciberdelincuentes 2,6 millones de dólares. Albany (Nueva York), San Diego (California) o Sarasota (Florida) también se encuentran entre las localidades que han experimentado ataques similares.

Par algunos expertos estos ataque locales son el preludio de lo que puede estar por venir. Recientemente Business Insider explicaba en un artículo cómo un ciberataque a gran escala puede paralizar países enteros, como en el caso de EEUU.

Hemeroteca

Ciberseguridad Hackers
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad