Fotografía: Blake Wisz

Ultrasonidos para impulsar el internet de los pagos (IoP)

stop

Visa invierte en una compañía que desarrolla un sistema de pago móvil por ultrasonidos "universal": solo requiere dispositivos con micrófono y altavoz

Madrid, 11 de noviembre de 2019 (12:21 CET)

La transmisión de datos mediante ondas de sonido inaudible (ultrasonidos) permite que dos o más dispositivos provistos de micrófono y altavoz se comuniquen entre sí, sin necesidad de de tecnologías de conectividad como wifibluetooth o NFC.

El uso de esta tecnología posibilita la comunicación ente dispositivos con una infraestructura y operación simple: solo requiere que los dispositivos dispongan de altavoz y micrófono, algo presente en todos lo móviles, por ejemplo.

Actualmente muchos de los actuales sistemas de pago móvil requieren smartphones compatibles con NFC (que son generalmente algo más caros) para transmitir datos entre el teléfono y la bacaladera o terminal de pago.

En cambio un sistema de pago que haga uso de la transmisión de datos mediante ultrasonidos sería, en teoría, un sistema de pago universal y compatible con todos los móviles, y de bajo coste.

Una de las compañías que está explorando este método de comunicación también aplicado a los sistemas de pago —transmitiendo entre dispositivos los datos de la transacción y de la autenticación en forma de sonido inaudible— es Lisnr.

Visa apuesta por el pago mediante ultrasonidos

Lisnr, fundada en 2012 y que ya cuenta con inversores como Intel Capital,acaba de anunciar que ha recibido una inyección de de capital de Visa, con el propósito de "acelerar su crecimiento en pagos móviles." 

Según Lisnr el pago mediante ultrasonidos tiene ventajas en comparación con el uso de conectividad NFC o con el uso de códigos QR, que requiere una cámara móvil. El pago mediante códigos QR es poco habitual en occidente pero muy utilizando en China, por ejemplo.

Comparativamente, según la compañía, su método de pago por ultrasonidos es universal, eliminando las barreras culturales (códigos QR) y tecnológicas (NFC) y posibilitando "escenarios de pago en una amplia variedad de momentos" y de dispositivos con el propósito de acelerar los pagos e "impulsar la innovación en los servicios financieros".

Del Internet de las cosas (IoT) al Internet de los pagos (IoP)

Precisamente la existencia de cada vez más dispositivos conectados —el concepto del Internet de las Cosas (IoT)— está dando lugar a lo que ya se conoce como el Internet de los Pagos (IoP), que plantea que casi cualquier dispositivo conectado es potencialmente un terminal de cobro y de pagos.

Lo anterior supone que en adelante muchas de las transacciones bancarias actuales se realizan a través de nuevos canales; por ejemplo, el pago de un peaje o de un repostaje de combustible pasará de ser una operación con tarjeta en la barrera de la autopista o en la caja de la gasolinera a ser una operación realizada directamente desde el vehículo conectado.

"Esta rápida virtualización del mundo físico ha cautivado la atención colectiva del ecosistema de pagos por las nuevas oportunidades que presenta —dicen en Forbes— a la vez que ha despertado el interés de las tecnológicas, que ven en los sistemas de pago nuevas fuentes de ingresos."

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad