Pese a su origen occidental, San Valentín ha llegado a todos los rincones del mundo / EFE

Un San Valentín para solteros también es posible

stop

Las actividades y ofertas para personas solteras crece durante un San Valentín que no queda limitado a las parejas

Barcelona, 13 de febrero de 2018 (13:14 CET)

El 14 de febrero marca la celebración de San Valentín y con ello, comercios y redes se inundan de ofertas y promociones para animar a las parejas a cenar fuera, regalarse un pequeño detalle o hacer un plan romántico sin salir de casa.

Como toda festividad, no obstante, la celebración de Cupido tiene muchos detractores y, sobre todo, un ejército de personas solteras dispuestas a reclamar su derecho a disfrutar de un día en que darse un capricho, comprar el último gadget tecnológico o encontrar el amor sin la presión del mercado.

Tanto es así que los hashtags #SanSolterín y #AntiSanValentín se encuentran entre las mayores tendencias de Twitter mientras apps como Tinder baten sus registros de actividad en estas fechas. Pero celebrar San Valentín siendo soltero es posible y estas son algunas de las mejores formas de hacerlo.

Regálate un viaje

Como narró Kerouac en  sus crónicas de “El viajero solitario”, la experiencia de conocer mundo en solitario ayuda a conocerse más a uno mismo y derriba barreras inesperadas. Son muchos los relatos de personas que se han visto entablando conversación con personas desconocidas, disfrutando de paseos por nuevas ciudades o aprovechando para desconectar en retiros rústicos sin otra persona con quien compartir su historia. Todas las actividades pensadas para dos pueden hacerse perfectamente de forma individual.

Aprovecha para apuntarte al gimnasio

Muchos gimnasios sacan ofertas para convencer a las parejas de hacer deporte juntos, pero también es una oportunidad para las personas solteras de continuar o empezar los propósitos de año nuevo. Olvida el frío y sal a correr para una carrera que suponga un reto, aprovecha las Olimpiadas de Invierno para aficionarte a un nuevo deporte o entra en un equipo para dejar de jugar al futbol en la Playstation. Fijar un objetivo a largo plazo es una buena forma de mantenerse motivado y constante.

Exprime las rebajas

Este año las marcas mantienen sus descuentos hasta marzo, por lo que febrero puede ser un momento idóneo para encontrar gangas y hacerse un autorregalo. Ya sea para capear el temporal de frío que se ha instalado en todo el país o para preparar el cambio del fondo de armario de cara a primavera, San Valentín es la excusa perfecta para renovar el vestuario.

Empieza un nuevo hobby

Otra buena opción que no implica hacer ejercicio es comenzar una nueva afición. Ya sea la jardinería, las maquetas o los juegos de mesa, nunca es tarde para entrar de lleno en un mundo inexplorado hasta el momento. Tener tiempo para estar con uno mismo y reflexionar es un lujo, no un martirio, y un hobby puede ser una forma ideal de canalizar el estrés que genera la rutina diaria.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad