Fotografía: Alex Iby en Unsplash
stop

La red social posibilita la venta de una niña a un hombre que pagó 500 vacas, tres coches y 10.000 dólares para contraer matrimonio con la menor de edad

Barcelona, 23 de noviembre de 2018 (13:14 CET)

Facebook vuelve a probar que es incapaz de controlar lo que sucede en sus pasillos. La compañía está en medio de un fuego cruzado por permitir en su red social la subasta de una niña de 17 años en Sudán del Sur, vendida a un hombre que ofreció a su padre 500 vacas, tres coches marca Toyoya y 10.000 dólares en efectivo (poco menos de 9.000 euros).

Activistas de la región achacan a Facebook su aval de este "uso bárbaro de la tecnología". La censurable puja "recuerda a los mercados de esclavos de los últimos días", manifestó el director sudanés de la ONG Plan International, George Otim, que vela por los derechos infantiles, en declaraciones recogidas por CNN.

La publicación de la subasta desapareció de la red social en cuanto la empresa reconoció su existencia, pero lo hizo 15 días después de la publicación, cuando la adolescente ya se había casado y su familia había cobrado por su mano. "Que una niña pueda ser vendida para casarse en la mayor red social del mundo es increíble", lamentó Otim.

Según datos de Plan International, en la subasta participaron hasta cinco hombres, de los que algunos eran altos cargos gubernamentales de esa región de Sudán del Sur. La niña será la décima esposa del empresario que ganó la puja.

Lluvia de críticas contra Facebook por permitir la subasta

El reglamento de Facebook prohibe el tráfico de personas en cualquier presentación, ya sea en anuncios, publicaciones, grupos o páginas. "Eliminamos el post e inhabilitamos permanentemente la cuenta que lo publicó", explicó un portavoz de la tecnológica.

Sin embargo, CNN informó de que una ONG estadounidense advirtió de la subasta de la niña en la primera semana de noviembre, específicamente tres días antes de que Facebook eliminara el contenido. Facebook defiende que desconocía la advertencia y que actuó apenas supo del caso.

El matrimonio obligado es culturalmente común en Sudán del Sur, pese a que la edad legal para casarse es de 18 años. No obstante, este es el mayor importe jamás registrado por la venta de una mujer, y los activistas critican que la situación escaló de nivel "por culpa de la tecnología".

"Las violaciones contra las mujeres en Sudán del Sur son un problema recurrente, pero que Facebook permita que su plataforma se involucre en estas violaciones es un problema", comentó la coordinadora regional de Equality Now, Judy Gitau.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad