Imagen: Xiaomi

Xiaomi coloca la cámara de selfies bajo la pantalla: así funciona

stop

Wang Xiang, vicepresidente senior de Xiaomi, muestra en Twitter cómo funciona la cámara de selfies que queda oculta bajo la pantalla del móvil

Madrid, 04 de junio de 2019 (15:05 CET)

Aunque los smartphones han crecido de tamaño notablemente, los fabricantes de móviles siguen explorando fórmulas para lograr la máxima superficie de pantalla en relación con el tamaño del móvil.

Hasta ahora la solución más extendida pasa por el uso del notch (que puso de moda Apple) una especie de pestaña o muesca sobre la pantalla que minimiza todo lo posible la superficie frontal del móvil que o es pantalla. El notch sigue siendo necesario para dar cabida a sensores (de luz y de proximidad, por ejemplo) y sobre todo para albergar la cámara frontal, la que se utiliza para hacer selfies o en videollamadas.

Más recientemente algunas marcas (incluyendo Xiaomi) han recurrido a cámaras para selfies retráctiles que no ocupan espacio en la superficie de la pantalla, sino que se extienden y se recogen mecánicamente cuando se abre y se cierra la app de la cámara. De este modo la pantalla gana unos valiosos milímetros cuadrados de superficie.

Sin embargo las cámaras retráctiles suscitan dudas entre los usuarios por la presencia de elementos mecánicos, más propensos a fallar especialmente en dispositivos móviles expuestos a sacudidas y golpes.

Del agujero en la pantalla a la pantalla transparente

Samsung y Honor dieron un giro adicional a la idea del notch perforando la pantalla de Galaxy S10 y del View 20, respectivamente; abriendo un pequeño agujero, de unos pocos milímetros de diámetro, para alojar el objetivo de la cámara para selfies.

El siguiente paso evolutivo parece estar en manos de Xiaomi, que desde hace tiempo está empeñada en colocar la cámara para selfies detrás de la pantalla del smartphone, de tal forma que no afecte ni interrumpa a la imagen excepto cuando se hace uso de la cámara frontal.

Según ha explicado recientemente Wang Xiang, vicepresidente senior de Xiaomi, la tecnología para colocar la cámara bajo la pantalla puede ser "la solución definitiva" para que coexistan la pantalla completa y la cámara frontal.

Según Wang la pantalla que oculta la cámara tiene una pequeña parte transparente que está fabricada con un vídeo de baja reflexión y alta transmitancia que funciona como una pantalla convencional cuando la cámara no está en uso.

Pero cuando la cámara se activa esa sección de la pantalla se vuelve transparente, permitiendo el paso de la luz hacia el objetivo de la cámara situada detrás de la pantalla. 

De hecho la misma superficie de la pantalla forma parte del objetivo de la cámara, algo que Wang describe como "una inteligente integración de la cámara con la pantalla."

Respecto a las dudas que pueden surgir en torno a la calidad de imagen de una cámara situada detrás de una pantalla, Wang asegura que la solución produce "selfies perfectos, más nítidos y luminosos que haciendo un agujero en la pantalla", asegura.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad