‘The Economist’ avala la gestión del Barça y critica a Madrid y Arsenal

stop

El semanario económico realza el modelo azulgrana porque “pone énfasis en sus propios jugadores”, no como “otros clubs que parecen la ONU”

Sandro Rosell

21 de mayo de 2011 (21:45 CET)

Catalunya, acostumbrada en las últimas semanas a recibir varapalos de la prensa internacional por la situación de sus arcas, deberá, por ahora, conformarse, en lo relativo a su proyección mediática exterior, con el apoyo que uno de los semanarios más influyentes del mundo da al principal club de futbol catalán.

A una semana de la final de la Champions League, el británico The Economist se rinde ante el FC Barcelona, concretamente, por la gestión del talento que su equipo directivo está llevando a cabo. Uno de los columnistas estrella de la revista, Schumpeter, firma el artículo “Los reyes catalanes: los secretos de la gestión del FC Barcelona” en el que contrapone el modelo azulgrana con el de otros grandes clubes “que parecen la ONU” por el alto número de internacionales que forman sus plantillas, en referencia a Real Madrid o Arsenal.

Una máquina de hacer dinero

El afamado periodista destaca que el FC Barcelona “pone énfasis en el desarrollo de sus propios jugadores a diferencia de otros grandes del futbol”. Schumpeter recuerda que, por ejemplo, el 11 del Arsenal sólo incluye a dos británicos. Esta apuesta por ‘La Masia’ y por crear “un vínculo muy estrecho con sus socios” con campañas como ‘Més que un club’ han permitido transformar al club catalán, presidido por Sandro Rosell, en una “máquina de hacer dinero”, a pesar de afincarse “en una de las regiones con más parados de Europa”.

La masa social del Barça y los valores que transmiten el club y sus jugadores --el trabajo en equipo, la perseverancia y el sacrificio—son una pera en dulce para los patrocinadores. Esta actitud es para The Economist la principal razón de los éxitos deportivos de los últimos años. Logros que más tarde se han transformado en dinero. El semanario desvela que, en definitiva, este modelo ha permitido al Barça duplicar en cuatro años sus ingresos hasta afianzarse como el segundo mayor club de fútbol del mundo según Deloitte, que por ahora mantiene al Real Madrid al frente de esta lista.

Las críticas


Pero no todo alabanzas para el Barça. The Economist critica que no se sepa con seguridad cual es su deuda total ni el rendimiento que generan los derechos de televisión. También recuerda fracasos como el abandono de una escuela de futbol en Argentina.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad