Una hoja de ruta para el coche eléctrico

stop

Sin título

12 de enero de 2010 (19:51 CET)

Es necesario transmitir a las administraciones públicas y a los políticos realismo respecto al vehículo eléctrico y a la problemática que plantea: su potencialidad de mercado, el mix energético, la reconversión industrial y la contaminación.

La patronal del metal está liderando un grupo de trabajo con algunas de las principales empresas representantes de la industria del vehículo eléctrico (fabricantes, componentes, infraestructuras…) con el objetivo de conocer la situación actual y encontrar líneas de trabajo conjunta.

Las primeras conclusiones a las que ha llegado el grupo de trabajo liderado por UPM son claras: es necesario elaborar una hoja de ruta que sirva para los próximos 10 años. Para tener éxito, antes de legislar será necesario probar y modificar, ya que la implantación del vehículo eléctrico es un proceso a largo plazo. Parece que será una más de las opciones que habrá en el mercado (junto a la gasolina, diesel, híbrido, ….). Las previsiones al respecto son diversas.

Una de las principales preocupaciones del sector es definir cual será el mix futuro en la producción de energía eléctrica del país, ya que de él dependerá en gran parte el éxito o no de vehículo eléctrico. La energía de la que disponemos actualmente es cara, ineficiente y contaminante. La patronal cree absolutamente necesario que la administración haga un replanteamiento energético para afrontar el reto.

Desde el punto de vista medioambiental, también se debe hacer una reflexión sobre el reciclaje de las baterías, que es uno de los principales problemas a abordar, junto a otros elementos contaminantes del coche eléctrico.

Por otra parte, el tejido industrial debe evolucionar. La desaparición de ciertos componentes tradicionales hará inevitable la reconversión de la industria existente. Es importante que seamos capaces de participar activamente en esta transformación y encontrar fórmulas para ayudar a los empresarios que quieran hacer el cambio y aprovechar esta oportunidad que ofrece el sector.

Otra de las recomendaciones del grupo de trabajo de UPM es impulsar lo antes posible las pruebas piloto con el fin de convertir Catalunya en referente en este campo desde muchos puntos de vista (uso, normativa, fabricación. ..) y atraer inversiones de alto valor añadido (centros de I D, pistas de pruebas, programas de formación y universitarios, fórums,…) El impulso de estas iniciativas debería ir a cargo de las administraciones y empresas públicas (correos, ayuntamientos, coches oficiales..) así como de empresas de transporte.

Antoni Marsal es presidente de la Unión Patronal Metalúrgica
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad