Vueling pierde 6,3 millones en el primer trimestre

22 de abril de 2010 (10:27 CET)

La aerolínea filial de Iberia, Vueling, registró en el primer trimestre unas pérdidas de 6,3 millones de euros, en el mismo nivel de los 'números rojos' registrados en el mismo periodo del ejercicio precedente, según informó este jueves la compañía en un comunicado.

   No obstante, la cifra de negocio del grupo alcanzó los 141,8 millones, lo que representa un incremento del 90% con respecto del mismo trimestre de 2009, cuando facturó 74,6 millones.

   Vueling informa de que tuvo que suspender un total de 482 vuelos como consecuencia de los efectos de la nube de cenizas procedente de la erupción del volcán islandés que obligó a cerrar el espacio aéreo durante unos días.
   No obstante, y a pesar de los previsibles efectos de la crisis de la ceniza en el balance del segundo trimestre, la 'low cost' mantiene su previsión de mejora del resultado neto para el ejercicio 2010 por la continuidad con el plan de recorte de costes y por la captura de sinergias de la fusión con Clickair. En este sentido recordar que el ejercicio pasado fue considerado por el presidente de la empresa, Josep Piqué como satisfactorio.

Sobre los resultados de Vueling podrían pesar elementos de competencia. En este sentido aún se pueden recordar las quejas que desde la dirección de la compañía filial de Iberia se han pronunciado respecto a la ayuda recibida por otra empresa aérea, Spanair.

Según Marc Garrigasait, socio director de Financial Markets Advisors (FIMA), de los datos hechos públicos se deduce que los accionistas mantienen su apoyo a Vueling “cuando han salido los resultados la acción subía hasta 12,4 euros y luego ha bajado hasta los 12 euros, pero este descenso se debe más al efecto de la crisis de la deuda griega sobre la bolsa española que a la empresa en si. Se ha de tener en cuenta que la bolsa española caía a media mañana el doble de lo que lo hacía la bolsa europea”.

El president dce la patronal catalana, Juan Rosell, se ha mostrado partidario de la entrada de la Generalitat en Spanair, aunque por coherencia con su ideologia liberal no es partidario de las subvenciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad