Zapatero anuncia la ley de Economía sostenible para el viernes

stop

22 de noviembre de 2009 (18:14 CET)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este domingo que el viernes el Consejo de Ministros aprobará el proyecto de Ley de Economía Sostenible y pidió el apoyo para ella a todos los partidos y todos los sectores empresariales y sociales.

   Zapatero hizo este anuncio en el acto central 'Nuevas Energías', la campaña iniciada hace un mes por el PSOE para explicar la política económica del Gobierno y recordó que el impulso a la Ley de Economía Sostenible será también el eje de la próxima Conferencia de Presidentes Autonómicos.

   El jefe del Ejecutivo afirmó que "por una vez" le gustaría contar con el apoyo del PP y pidió a este partido que "arrime el hombro en los grandes temas" y en favor de los "intereses generales" y que no se dedique sólo a salir en los medios a desgastar al Gobierno y de paso a no ayudar al país.

   Además, advirtió al PP de que su crítica a la política del Gobierno se basa en plantear un "dilema" que es "falso e inmoral" porque el "esfuerzo individual" no es incompatible con tener una sociedad solidaria.

   Zapatero se dirigió a sus bases al proclamar que "la inmensa mayoría" de los españoles saben que "nadie regala nada" y saben que "hay que trabajar duro", pero que también quieren una sociedad solidaria. "Es falso e inmoral pretender que defender las políticas sociales es como decir a la gente 'no os esforcéis", avisó.

Pacto por la educación


   Tras acusar al PP de no tener proyecto para España --y atribuir a esta falta de ideas su "exageración" en la tarea de oposición-- el jefe del Ejecutivo volvió a pedir a los 'populares' que se sumen a un gran pacto por el futuro de la educación. En concreto, le instó a no ser "miope", y a dejar de pensar en las próximas elecciones para pensar más bien en el futuro de los españoles.
   Reprochó también al PP su insistencia en hacer "recortes sociales", y nunca "empresariales" o de retribuciones de los directivos. A su juicio, las ideas "conservadoras" son "insostenibles" y no tienen futuro, y Rajoy no se ha enterado de que hacen falta políticas del siglo XXI y no de 1996, ni siquiera de 2000 o de 2004.

   Como contraposición, centró su discurso en defender que la prioridad de su Gobierno es atender a los más necesitados --y en especial a los desempleados--. No mencionó la anunciada subida de impuestos para 2010, ante unas 4.000 personas --según estimaciones del PSOE-- y arropado por el Ejecutivo, la dirección del PSOE y sus 'barones' autonómicos e históricos como Felipe González y Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

   El jefe del Ejecutivo fue recibido en el estrado al grito de "Zapatero, no estás sólo" y, en un discurso de 45 minutos, se refirió hasta en cinco ocasiones a la "dura crisis" económica que atraviesa España y reiteró que aunque lo peor ya ha pasado la salida de la crisis no estará culminada hasta que no se vuelva a crear empleo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad