Juan Rosell, presidente de la CEOE. EFE

Las subvenciones sí sacan a la CEOE de pérdidas en 2016

stop

La patronal española CEOE sale de cinco años en pérdidas tras incrementar más de un 10% las subvenciones recibidas

Barcelona, 17 de mayo de 2017 (07:55 CET)

La patronal CEOE logró el año pasado, por fin, dejar atrás las pérdidas registradas durante los años de crisis y presentó beneficios. Discretos, eso sí, pero pasó página de los números rojos, que en 2015 fueron de 181.000 euros, con unos beneficios de 2.000 euros. Este año espera multiplicarlos por veinte, según el presupuesto de 2017 aprobado por la asamblea general de la patronal en abril.

La organización que preside Juan Rosell salió de pérdidas sin aumentar los ingresos por cuotas de sus socios, que bajaron de 10,4 a 10,24 millones. En cambio, sí que incrementó los ingresos por subvenciones, en casi 300.000 euros. En concreto, pasaron de 2,56 a 2,85 millones de euros, un 11% más, según las cuentas de 2016.

CEOE: tras la caída de las subvenciones en 2015 por los cambios en la formación, remontaron en 2016

Las subvenciones son una partida habitual en las cuentas de ingresos de las patronales, pero sufrieron un severo retroceso con la crisis. Especialmente en 2014, cuando el Gobierno cambió el reparto de los fondos para formación. A priori, esto no debería afectar a las cuentas de las organizaciones, ya que se trata de fondos finalistas que se justifican y se auditan.

A causa de este cambio en las partidas para formación, la CEOE dejó de recibir dichos fondos y pasó de tener unas subvenciones de más de 6 millones a 2,5 en 2015. En 2016 empezó la remontada, llegando a 2,85 millones. Pese a no contar con el dinero de la Fundación Tripartita para formación, la patronal recibe dinero público de varios ministerios, como el de Trabajo y el de Sanidad, o del ICEX para fomentar la internacionalización de las empresas.

Gracias a este incremento y al recorte de los gastos de personal, la CEOE cerró 2016 con un superávit de explotación de 66.000 euros, mejorando en 130.000 euros el de 2015. Con la contribución de unos menores gastos financieros, el resultado neto fue positivo, aunque rozando el larguero: 2.000 euros.

Mejora: la CEOE perdió más de dos millones en 2013, un millón en 2014 y 181.000 euros en 2015

Pese a que sea muy pequeño, supone un cambio importante respecto a los ejercicios precedentes. En 2015 ya logró reducir mucho las pérdidas, que en 2014 superaron el millón de euros y en 2013 los dos millones. De hecho, en sus cuentas del año pasado, la patronal presidida por Juan Rosell recoge unas pérdidas acumuladas de 3,3 millones de años anteriores, que resta de sus reservas de 5,8 millones.

De cara a este año, la CEOE prevé alcanzar unos ingresos totales de 11,4 millones. Esta cifra es 1,2 millones mayor que la lograda en 2016, pero prácticamente idéntica a la presupuestada –y no alcanzada– hace un año.