El encargo a Iglesias alarma a los barones socialistas

La visita de Iglesias a Junqueras confirma que la política de gestos de Pedro Sánchez tiene los mismos réditos en una dirección y en la contraria