La UCO registra la sede de OHL, la constructora de Juan Villar-Mir, propietario de OHL / EFE

Los fiascos de OHL giran al cobro un ERE del 30% de la plantilla española

stop

OHL, la constructora de Juan Villar-Mir, plantea el despido colectivo de 554 empleados de construcción e industrial en España

Economía Digital

La UCO registra la sede de OHL, la constructora de Juan Villar-Mir, propietario de OHL / EFE

Barcelona, 31 de marzo de 2017 (18:49 CET)

OHL recortará con dureza su plantilla. La constructora de Juan Villar-Mir ha planteado este viernes a los sindicatos un ERE para los negocios de construcción e industrial. En total, el grupo quiere prescindir de 554 trabajadores en España. El pasado año OHL perdió 432 millones de euros tras sanear sus cuentas. Los profesionales afectados pertenecen a Obrascón Huarte Lain SA (404) y OHL Industrial SL (150).

Según fuentes conocedoras de la tramitación de los expedientes de regulación de empleo, en España ambas empresas emplean a 1.800 personas. Hay que apuntar que tanto los trabajadores de SATO, Elsan, GYO y EyM (filiales de Obrascón) como los de Chepro y Mining and Cement (de industrial) no se verán afectados en este proceso.

ERE OHL: afectará al 28% de su plantilla

La compañía justifica su decisión en causas "económicas, productivas y organizativas" mientras que sindicatos manifiestan su "total oposición" al ERE. Los despidos planteados para la constructora de OHL afectarían al 28% del total de su plantilla, según informan UGT Fica y CCOO de Construcción y Servicios en un comunicado.

El ERE era un secreto a voces

OHL anunció en febrero, cuando comunicó sus cuentas de 2016, su intención de reestructurar las plantillas de construcción e industria. La compañía perdió 432 millones debido a los saneamientos acometidos por proyectos problemáticos en ambos negocios. Villar-Mir afirmó en su momento que "ha sido un año de decisiones difíciles y aún nos quedan por tomar algunas decisiones duras, las que afectan a personas".  

En la misma línea se pronunció el consejero delegado, Tomás García. García explicó que la división de industrial estaba "en revisión" y que, seguramente, pasaría a integrase en la de construcción. Otra de las previsiones es que este sector pase a representar "un tercio" de lo que supone en la actualidad. Para conseguirlo, se liquidrán las secciones de negocios de minería, petróleo y gas.