Las pymes españolas no aprovechan su potencial de ahorro energético. ED

Las pymes desperdician 4.000 millones al año en energía

stop

Las pymes españolas sólo aprovechan el 24,2% de su capacidad de ahorro

Barcelona, 14 de junio de 2017 (17:59 CET)

El uso eficiente de la energía sigue siendo un reto pendiente para las pymes españolas. Según un estudio de Gas Natural, las pequeñas y medianas empresas desperdician cada año 4.105 millones de euros de su potencial de ahorro energético. Una cifra que representa el 0,37% del PIB nacional en 2016.

El trabajo recoge que las compañías sólo aprovechan el 24,2% de su capacidad de ahorro. De este total, el 8,8% corresponde a la iluminación mientras que 15,4% restante se reparte entre los demás usos energéticos.

El desperdicio de energía de las empresas representa el 0,37% del PIB nacional en 2016

El importe económico se traduce en unos 35.574 gigavatios/hora. Esta energía es, por ejemplo, la que se necesita para abastecer el consumo eléctrico en Galicia durante dos años. Si nos fijamos en el impacto medioambiental, este ahorro permitiría dejar de emitir 9,96 millones de toneladas de CO2 en la atmósfera. Esta cifra es equiparable a la cantidad emitida por 2,7 millones de vehículos.

Resultado por comunidades y sectores

Gas Natural elabora cada año un índice de eficiencia energética. En este baremo, España ha obtenido una puntuación media de 5,9 puntos sobre 10. Por comunidades autónomas, Canarias obtiene la puntuación más alta, con 6,7 puntos. Por encima de la media nacional también están Baleares, Cantabria, Castilla y León, la Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra, entre otros. Por debajo están Aragón, Asturias, Castilla La Mancha, Cataluña, la Comunidad de Madrid, País Vasco y La Rioja.

Cuanto a sectores, las mejores notas se obtuvieron en la hostelería (6,1) y la restauración (6,2), si bien las más bajas fueron para la industria (5,6) y los servicios profesionales (5,8).

Sólo el 4% de las empresas se adhieren a los programas de eficiencia energética

El director de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà, ha destacado que la mayoría de las regiones han aumentado su puntuación respecto a la última medición en 2015. Las dos únicas excepciones son Asturias y Cantabria. Solà ha querido enfatizar que todavía existe un "recorrido de mejora de la eficiencia energética", al mismo tiempo que ha insistido en que la participación en programas de eficiencia energética por parte de las empresas es muy baja (4%).

Por último, Solà ha indicado que la tecnología led se ha convertido en predominante en este índice respecto 2015. Asimismo, confía en que este peso siga siendo mayor en los próximos años.