Giro migratorio: Marruecos recibe a 5.000 trabajadores españoles sin papeles

stop

El plan de transformación de Tánger atrae a profesionales españoles en paro que trabajan sin visado

El puerto Tánger Med.

19 de mayo de 2014 (23:55 CET)

Tánger, el puerto marroquí ubicado a 14 kilómetros de España, se transforma a pasos agigantados. El Rey de Marruecos, Mohamed VI, ha ordenado un plan de modernización de la ciudad que incluye la construcción de autopistas, el tren de alta velocidad, un puerto deportivo y de cruceros y la ampliación del puerto Tánger Med, completamente informatizado y conectado con el resto del país.

La población en la región tiene un crecimiento que duplica la media nacional y los inmigrantes que antes la atravesaban para llegar a España están comenzando a quedarse para conseguir trabajo en las obras de Tánger Metropole, el proyecto de reconstrucción de la ciudad, o en las nuevas fábricas que se instalan en la Zona Franca.

700 millones de euros de inversión

El despegue de la ciudad también ha comenzado a atraer la fuerza laboral principalmente proveniente del sur de España donde la tasa de desempleo supera el 30%. Tánger recibirá más de 700 millones de euros en inversión directa, además de los fondos provenientes de los países del Golfo que financian el puerto deportivo.

Los trabajadores españoles, con dilatada experiencia en el diseño de proyectos y en la construcción, aprovechan que no necesitan visado en el país para buscar empleo. Las autoridades consulares calculan que se trata de 5.000 españoles sin permiso de trabajo en la región, muchos de ellos en puestos cualificados. Si no obtienen el permiso, se van a España y vuelven a entrar de inmediato para seguir trabajando sin contrato.

Las autoridades consulares en Marruecos han confirmado el reciente número de irregulares españoles en la región. "Cada vez vienen más. Algunos consiguen un puesto regular mientras que otros lo hacen en negro aprovechando la exención de visado", explica una empresaria española que regenta un pequeño hotel en Tánger. El gobierno marroquí reconoce que la región está comenzando a recibir un mayor número de trabajadores ilegales pero asegura que han comenzado procesos de regularización para evitar un descontrol de la mano de obra en el país.

Ganadores y perdedores

El puerto de mercancías Tánger Med ha logrado procesar 3,5 millones de contenedores el año pasado, lo que lo ha convertido en el mayor puerto de mercancías de África. La infraestructura ha sido vital para la instalación de la planta de Renault y también ha llevado a otras empresas del sector a negociar con el gobierno marroquí la instalación en la zona.

La infraestructura podría suponer una merma para el puerto de Algeciras que no dispone de conexión ferroviaria. El puerto de Barcelona ha aprovechado el tirón de Tánger y ha firmado un convenio de rutas.

Los años dorados

"Muchos marroquíes están regresando al país porque el mercado de trabajo mejora. Se construirán más de 20 escuelas, una planta de tratamiento de residuos, se reformarán todas las mezquitas, el casco histórico y se trasladarán las fábricas pesadas fuera de la ciudad", explica el delegado regional de Turismo, Mustapha Agounjabe.

Tánger alcanzó su apogeo económico durante la administración internacional en los años cincuenta del siglo pasado. Hoy, con los nuevos acuerdos de libre mercado con Estados Unidos y la Unión Europea, el puerto podría volver a revivir su época dorada.