Amores y desamores entre directivos y empleados

stop

Los directivos de FGC, Parc Sanitari Pere Virgili y Mutua de Propietarios coinciden en que si las relaciones no son buenas, la empresa fracasa

Barcelona, 09 de octubre de 2015 (19:55 CET)

Pere Calvet, director de FGC (Ferrocarrils de la Generalitat); Arturo Míguez, gerente del Parc Sanitari Pere Virgili; y Chistopher Bunzl, director general de Mutua de Propietarios son tres de los empresarios que asisten a los encuentros de máximos representantes de la Fundación Factor Humano.

Economía Digital ha tenido la oportunidad de hablar con ellos, tal y como también hizo con las directoras de Amat Inmobiliaria, y los tres defienden el mismo concepto: las relaciones laborales entre directivos y empleados son fundamentales para que el negocio funcione.

Calvet asegura que sin relaciones laborales "de calidad", los productos "no acaban saliendo bien". Está convencido de que conseguir que se produzca una gran cohesión es "imprescindible", sobre todo teniendo en cuenta que en tiempos de crisis "hemos tenido que realizar ajustes salariales". De hecho, señala que "si no tuviéramos relaciones cordiales, habríamos descarrilado".

Míguez, por su parte, está en clara sintonía con Calvet. Considera que las empresas consiguen la satisfacción del cliente gracias al trabajo del personal y que, por tanto, "la selección, formación y motivación de los empleados es de vital importancia". El gerente del Parc Sanitari considera que este es uno de los factores que "más debe tener en cuenta un empresario para elaborar su estrategia".

En cuanto a Bunzl, que dirige la aseguradora más antigua del mercado español, también defiende que la clave del éxito de la empresa en la que trabaja son las personas. "La comunicación entre los trabajadores y los directivos debe ser constante y todos tenemos que tener la capacidad de adaptarnos a las nuevas tecnologías", asegura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad