Damm vende más pero reduce su margen de beneficio

stop

RESULTADOS 2012

El director general de Damm, Enric Crous

28 de febrero de 2013 (19:30 CET)

Damm ha conseguido lo impensable en una compañía de consumo en 2012: ha vendido más. La facturación de la cervecera presidida por Demetrio Carceller y dirigida por Enric Crous creció el 7,6% en el pasado ejercicio hasta los 900,2 millones de euros, frente a los 836,9 conseguidos el año anterior. Pero su margen de beneficio ha caído casi en el mismo porcentaje, el 8,8%. Con todo, Damm ha presentado los datos consolidados del año a la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) con unos beneficios que alcanzan los 81,9 millones de euros.

El principal culpable del descenso es el canal de hostelería, al que llaman Horeca. Damm ha bajado precios para mantener su cartera de clientes, que también se ha visto menguada por el cierre de establecimientos, según informan fuentes cercanas al grupo.

Inversiones

La compañía afirma que ha mantenido el esfuerzo inversor a lo largo de todo el pasado ejercicio y ha completado los tres proyectos comprometidos. Ha mejorado las instalaciones del Centro Logístico en la ZAL de El Prat del Llobregat (Barcelona), la factoría que está en el mismo municipio y el centro de Santarem en Portugal.

Las mejoras han permitido avanzar en eficiencia y productividad, según explica la compañía, por lo que se puede absorber el incremento de costes de producción. Damm tacha este objetivo de primordial para poder competir en el futuro. De hecho, lo pone a la misma altura que mantener las actividades de sponsoring y marketing para asegurar su presencia en un mercado “cada vez más sofisticado”.

Operaciones corporativas

A lo largo del pasado ejercicio, la compañía cervecera realizó varias operaciones corporativas. Alcanzó el 9,75% del capital social que controla en Ebro Foods y reforzó su participación en Pescanova. Damm controla el 6,2% del líder nacional de productos del mar. Además, mantiene la participación del 76% en Rodilla. El distribuidor de bollería, bocadillos y bebidas refrescantes garantiza su plan de desarrollo enfocado a la gran distribución.

La operación corporativa más importante de Damm en 2012, especialmente en el capítulo mediático, ha sido la adquisición de Cacaolat junto al Grupo Cobega. Ambas compañías participan al 50% en el grupo de batidos. Aunque el rescate de la famosa marca catalana, afectada por el concurso de acreedores de Nueva Rumasa, no ha sido tan sencillo como parecía en un primer momento.

Ahora, tiene un frente abierto en los juzgados de Barcelona por el precio que pagan por el alquiler de la factoría y los empleados denuncian una reestructuración encubierta. Afirman que la plantilla se ha reducido el 10% en los últimos tres meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad