Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola European Partners. EFE/Ballesteros

Daurella refinancia el crédito que la convirtió en la reina de la Coca-Cola

stop

Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola European Partners, alarga el pago de 600 millones de euros hasta 2021. Debía afrontarlo en diciembre de 2018

Barcelona, 03 de julio de 2018 (04:55 CET)

Como si de fichas de dominó se tratasen. Sol Daurella desató en 2015 una cadena de movimientos que terminó con la catalana en la presidencia de la embotella europea de Coca-Cola: European Parters. Tres años después, es hora de devolver el dinero a los que financiaron la operación, pero la dificultad para abonar la deuda obliga ahora a la directiva a aplazar los pagos.

Fuentes del sector explican Economía Digital que la sociedad familiar Cobega sólo devolvió 150 millones de los 750 millones firmados en diciembre de 2015 en un crédito sindicado con Caixabank, Kutxa, Abanca, Société Générale, ING y BNP Paribas. El vencimiento original para los 600 millones restantes era el próximo invierno, pero los ejecutivos de la firma se apresuran en las últimas semanas a sellar nuevos acuerdos que amplíen el plazo hasta finales de 2021.

También cambia el formato del préstamo. Si antes la empresa recurrió a los bancos para un crédito sindicado, ahora cierra acuerdos bilaterales. Las mismas voces señalan que abrió el abanico de socios a entidades que no estaban en la operación anterior.

En el anterior pool bancario quedaron fuera bancos como el Santader --del que Daurella es consejera--, el Sabadell --estuvo en el consejo hasta 2014-- o BBVA debido a que los intereses sobre el euríbor eran demasiado altos, según publicó en su momento la prensa económica. Ahora las restricciones han desaparecido.

Cobega acaba de pedir 600 millones a la banca "en condicionesde mercado"

El nuevo crédito se firmó entre junio y julio de este mismo año. Pidieron los 600 millones que necesitaban para condonar el anterior y lo hicieron con unas condiciones prácticamente idénticas a las que arrastraban en la firma precedente.

Cobega ya dio muestras de sus intenciones al presentar las cuentas de 2016, las últimas disponibles en el Registro Mercantil. Al cierre del ejercicio debía pagar 648,94 millones de euros después de solicitar un importe adicional de 90 millones y haber efectuado pagos por 105 millones durante el año.

Sin embargo, la empresa no tenía provisionada la devolución del crédito en el balance, por lo que ya tenía previsión de alargar la devolución como terminó por hacer este 2018. Preguntado por la cuestión, un portavoz de la compañía declinó ofrecer más información.

Historia de un préstamo que coronó a Daurella en Coca-Cola

El grupo familiar recurrió al endeudamiento con tal de asaltar el capital de Coca-Cola Iberian Partners (CCIP), la embotelladora de la multinacional en España, Portugal y Andorra. Tras obtener la liquidez necesaria elevó su participación desde el 42% que poseía hasta el 54% actual.

Pocos meses después de convertirse en mayoritaria de CCIP, lideró la fusión de las embotelladoras de la multinacional estadounidense en el Viejo Continente. La filial española pasó a controlar el 34% de la firma continental y se erigió como el principal accionista. Gracias al dominio que mantenía en la empresa ibérica, Sol Daurella logró erigirse como presidenta de la compañía europea, Coca-Cola European Partners; un gigante que en 2017 facturó 11.062 millones de euros y ganó 688 millones.

Además de sus intereses con la bebida azucarada --tambiénla embotella en varios países de África--, Cobega es accionista de Cacaolat y distribuidor en exclusiva de Nespresso en España.

Hemeroteca

Coca-Cola
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad