El Barça reduce en 20 millones su deuda bancaria

stop

DEPORTES

Víctor Malo

Josep María Bartomeu y Johan Cruyff firman un acuerdo con el director de la fundación La Caixa, Jaume Giró | FC Barcelona
Josep María Bartomeu y Johan Cruyff firman un acuerdo con el director de la fundación La Caixa, Jaume Giró | FC Barcelona

Barcelona, 23 de octubre de 2015 (21:18 CET)

El crédito sindicado que firmó el Barça de Sandro Rosell en 2010 llega a su fin. La fecha de caducidad está marcada en rojo en el calendario de pagos del club y es inminente: julio de 2016.

Actualmente, el Barça todavía mantiene 32 millones de euros de su deuda bancaria pendientes de devolver, según ha podido saber Diario Gol. El pasado mes de julio, el club autorizó un nuevo desembolso de 20 millones de euros que no aparece registrado en la última memoria económica del club –cerrada a 30 de junio de 2015– y que deja la deuda prácticamente liquidada.

Estos 32 millones representan la última parte de un crédito que se firmó por un montante total de 155 millones de euros junto a una decena de entidades bancarias: La Caixa y Banco Santander, que lideraron el préstamo, y BBVA, Banc Sabadell, Caja Madrid –ahora Bankia–, Banesto, CatalunyaCaixa, Banco Popular, Cam y Cajamar.

Solo quedan dos pagos pendientes

El crédito sindicado, que fue negociado por la junta directiva de Joan Laporta y firmado en julio de 2010, justo cuando Rosell tomó posesión del cargo, fue paralizado este año. El club obtuvo una moratoria la temporada pasada debido al aluvión de fichajes realizados en verano de 2014.

En enero de 2015 se reactivaron los pagos con un ingreso de 20 millones de euros que redujo de 72 a los 52 millones de deuda que figuran en la memoria económica. En julio se hizo un nuevo pago de 20 millones, reduciendo nuevamente la deuda a los 32 millones actuales.

Los pagos pendientes para liquidar definitivamente el crédito sindicado están previstos en dos tiempos. El Barça realizará un pago de unos 10 millones de euros más en enero de 2016 y terminará de devolver los 155 millones –157 millones con intereses– en julio de 2016, con una transferencia final por valor de otros 20 millones de euros.

Con miras al Espai Barça

La devolución del crédito sindicado simboliza el final de una etapa económica en el club y la apertura de una nueva, enfocada a la construcción del Espai Barça. El club requiere de una inversión de 600 millones de euros para remodelar el Camp Nou (400) y el Palau Blaugrana (200). Una parte de ese dinero procederá de un nuevo crédito y la otra de recursos propios. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad