El beneficio del Grup Alimentari Guissona volvió a crecer hasta 38 millones en 2010

stop

La sociedad agroalimentaria incrementó en un centenar de trabajadores su plantilla el año pasado

Matadero de Guissona

26 de marzo de 2011 (10:39 CET)

A pesar de la crisis, la antigua Cooperativa de Guissona, volverá a incrementar sus resultados netos en 2010 tras un 2009 en que los beneficios disminuyeron respecto al año anterior. Los datos concretos se conocerán en unos días cuando la entidad los dé a conocer. No obstante, la información de que dispone Economía Digital indica que los resultados del grupo de empresas habrían remontado hasta situarse en unas cifras como las de 2008, o lo que es igual a los datos de que gozaba la empresa antes de la crisis.

En 2009 se produjo una situación insólita en Guissona, ya que la crisis hizo que los beneficios bajasen por primera vez en aquel decenio. En 2008, los resultados netos fueron de 38 millones de euros y un año más tarde se redujeron a 35 millones. A pesar de ello, la empresa mantuvo un fuerte impulso inversor y también repartió dividendos: concretamente 120 euros por acción.

Aunque las cifras correspondientes a 2010 no se han divulgado aún, fuentes conocedoras de la evolución de la empresa han indicado que el resultado neto se acercará al de 2008, consiguiendo recuperar el ritmo de crecimiento anterior a la crisis.

Inversión de 50 millones


A la espera de conocer la situación definitiva, el grupo empresarial alimentario tenia decidido invertir durante 2010 unos 50 millones de euros. Además de ampliaciones en la estructura productiva, con la puesta en marcha de la planta de tratamiento y envasado de leche, la sociedad presupuestó la apertura de 20 nuevos establecimientos Bon Area y la apertura de tres gasolineras.

En relación con la apertura de nuevas tiendas del grupo, la política de la sociedad es seguir con un ritmo cercano a una veintena cada año. Concretamente, en el primer trimestre se han abierto 5. Mientras que los cierres no llegan a 3 establecimientos en los últimos diez ejercicios, según la empresa.

Con todo ello, y a pesar de la dura crisis, el número de trabajadores del grupo volvió a aumentar en casi un centenar. Así la plantilla se acerca a los 3.400 empleados, con lo que la sociedad es la primera en plantilla del sector agroalimentario de Catalunya.

Menos actividad en 2011


En los primeros meses de 2011 la crisis de suministro de materias primas ha afectado a la empresa de la Segarra. Así, la línea de mataderos de porcino ha reducido su actividad. Si habitualmente los operarios realizaban jornadas de 12 horas, actualmente se han eliminado las horas extras. En un acuerdo con los sindicatos se decidió mantener la plantilla, pero creando una bolsa de horas para que todos los operarios tengan el mismo nivel de trabajo. Esta situación se prevé que quede superada hacia septiembre cuando las granjas proveedoras de lechones hayan terminado su ciclo de producción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad