El comprador de Cortefiel pagará el 40% menos de lo esperado

stop

El deterioro de los resultados tumba el precio de salida que habían calculado los fondos de inversión en septiembre en 1.300 millones. Ahora, la empresa vale entre 700 y 800 millones

Tienda de Cortefiel.

Madrid , 10 de diciembre de 2015 (23:55 CET)

La cadena textil española, propiedad de tres fondos internacionales CVC (Reino Unido), PAI (Francia) y Permira (Estados Unidos) vale 40% menos que los cálculos que habían esbozado los propios accionistas en septiembre pasado. El valor estimado de la compañía ha pasado en dos meses de 1.300 millones de euros a entre 700 y 800 millones, según han explicado a este diario fuentes cercanas al proceso de venta.

Los tres fondos de inversión han entregado los libros de venta de la compañía a las empresas interesadas, el primer paso para la ejecución de la operación. Pese a aumentar las ventas, Cortefiel continúa engrosando sus resultados negativos.

El rendimiento de Springfield y Women Secret es óptimo, pero la matriz sigue arrastrando resultados negativos, una dinámica que ha padecido en buena parte de  los ejercicios desde la compra de los tres fondos en 2005. El elevado apalancamiento y una gestión fuera de control han sido los dos grandes problemas que los accionistas han sido incapaz de dominar.

CVC, PAI y Permira adquirieron el grupo textil español hace una década por 1.400 millones de euros. Hoy, las tres sociedades dan por hecho de que se retirarán con una cifra inferior a la desembolsada entonces.

Más ventas, pero más pérdidas

Cortefiel registró este año unas pérdidas de 13 millones a pesar de que sus ventas crecieron hasta los 1.000 millones de euros, una disfunción que refleja los profundos errores de gestión y la pesada deuda acumulada de la compañía que no ha podido ejecutar con éxito su salida al mercado exterior. El 70% de las ventas provienen de España.

La marca que supone una rémora para el grupo es la línea que le da nombre: Cortefiel. La línea de ropa de su marca principal obtuvo un resultado negativo de casi 12 millones de euros en el último ejercicio de la compañía que finalizó en febrero de este año. Cortefiel ha sido incapaz de renovarse, al menos a vistas de los consumidores más jóvenes. Parece una marca del pasado poco atractiva.

En cambio, sus marcas más remozadas, Springfield y Women Secret no dejan de aportar buenos resultados al grupo. Son las dos líneas de negocio que alivian los malos resultados de la matriz. Springfield tuvo un excelente último ejercicio y registró beneficios de 21,7 millones de euros, el 108% más respecto al período anterior.

Women Secret, la marca de ropa interior femenina que continúa con agresivas campañas publicitarias con Elsa Pataki como modelo estrella, registró beneficios de 4,2 millones de euros, el 250% más que el año anterior.

Pese a todo, el grupo sigue generando pérdidas y los tres fondos de riesgo no aguantan más. Quieren salir del negocio, aunque sea perdiendo 600 millones de euros. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad