El 'hub' de la fiesta de Barcelona no se mueve

stop

GUERRA EN EL OCIO DE BARCELONA

Interior de una de las discotecas más conocidas del polígono

en Barcelona, 23 de mayo de 2015 (21:05 CET)

La Zona Hermética no es país para no fiesteros. Este polígono ubicado en Sabadell, en las afueras de Barcelona, reúne a unas 40 discotecas y clubes nocturnos, siendo el mayor de Cataluña. Ahora, la zona está amenazada por un cambio de planeamiento que les da un año más para cambiar de ubicación. Los empresarios se oponen, alegando "inversiones imposibles" e intereses oscuros tras la operación.

"El cambio al polígono Sant Pau de Riu Sec –a unos 800 metros—es inviable. Costaría uno o dos millones por discoteca. Y sin subvención. Imposible", argumenta Joaquím Boadas, secretario general de la patronal de ocio nocturno Fecasarm. Precisamente esta semana, la organización ha presentado un escrito en un juzgado para impedir la operación.

La vía legal intenta invalidar un plan especial que cambia los usos de la zona. La icónica Zona Hermética deja de tener la calificación necesaria para albergar discotecas. ¿El plazo? Mayo de 2016.

Un año de nervios

Mientras, en este polígono sito junto al aeropuerto de Sabadell, los nervios son evidentes. "Los clubes tienen unos 360 trabajadores en total. La mayoría jóvenes. ¿Qué pasará con esta gente si se nos obliga a cerrar?", arguye Joan Cosp, presidente de la Asociacion de Locales de Ocio de la Zona Hermética.

Según este empresario, la decisión urbanística tiene oscuros matices. "Se aprobó poco después de producirse unas conversaciones en las que el ex alcalde de la ciudad, Manel Bustos, manifestaba su interés en promover la zona de Sant Pau del Riu Sec. Curiosamente, el encargado de construir las naves era el constructor Melquíades Garrido, su tío", recuerda Cosp.

La grabación, recogida por una interlocutoria judicial fechada en junio de 2012, abona la tesis de que el traslado se decidió "con coincidencias de intereses extrañas", argumenta el empresario".

Polígono

El cambio de ubicación que fija la normativa urbanística se centra en el polígono Sant Pau de Riu Sec. La zona, siete hectáreas de usos industriales y comerciales, se empezó a desarrollar en 2008, y explotó en 2012 con la llegada de un establecimiento de Ikea. Aún así, la zona, renombrada como Via Sabadell y en manos del BBVA, aún tiene suelo industrial disponible al que no ha querido acudir ninguna empresa. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad