El iPad puede acumular más demoras: explota una filial de Foxconn en Sichuan 

stop

TECNOLOGÍA

Línea de producción de Foxconn

23 de mayo de 2011 (18:12 CET)

Foxconn, el mayor fabricante de componentes electrónicos del mundo, continua siendo un dolor de cabeza para Apple. El grupo chino que fabrica componentes para los iPad se demorará en la entrega de los pedidos debido a la explosión que el viernes pasado tuvo lugar en la filial Hongfujin Precision Electronics, situada en la provincia suroccidental de Sichuan. Dos personas murieron en el acto y existe una tercera víctima mortal debido a la gravedad de las lesiones. Otras 15 personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad.

Según la policía china, el origen del suceso está en un polvo inflamable que estaba almacenado en un taller de limpieza. Asimismo, descartó la posibilidad de que fuera un sabotaje intencionado. El gigante tecnológico capitaneado por Steve Jobs participa en la indagación de los hechos, que enturbian aún más la imagen de Foxconn.

El año pasado el grupo chino fue protagonista de una oleada de suicidios en la fortaleza de la ciudad de Shenzhen, en el sur del país. En el recinto trabajaban 400.000 de los 800.000 empleados que la multinacional tiene en China y es el verdadero centro de la industria tecnológica del país. Pero el año pasado fue el escenario del suicidio de 14 trabajadores, en su mayoría jóvenes que acababan de llegar a la compañía. Los sucesos cuestionaron las prácticas de la empresa y la dirección decidió, entre otras medidas, trasladar a otras provincias la producción.

Precisamente la factoría que ha explotado formaba parte de la oleada de expansión. La planta fue inaugurada en octubre del año pasado y se invirtieron 2.000 millones de euros. Además de los componentes para el iPad, Hongfujin Precision Electronics se dedica a la producción de ordenadores portátiles.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad