El mal tiempo pasa factura a las grandes cadenas de moda

stop

En marzo se ha registrado una caída más profunda en las ventas que se espera compensar con las cifras de abril

Estefania Oliver

El presidente de Acotex, Borja Oria, junto a una muestra de ropa Mango en BCN y la entrada de H&M | ARCHIVO
El presidente de Acotex, Borja Oria, junto a una muestra de ropa Mango en BCN y la entrada de H&M | ARCHIVO

19 de abril de 2013 (21:10 CET)

Las calles mojadas, el fuerte viento y el frío no conforman el escenario más idílico para animar a la gente a salir a la calle y visitar las tiendas con los escaparates y los maniquíes exponiendo la colección de primavera-verano. Sin embargo, ésta ha sido la sintonía habitual durante el pasado marzo.

El último mes ha sido el marzo más lluvioso desde hace sesenta años. El mal tiempo ha castigado todavía más, si cabe, a las cadenas textiles que han visto como sus ventas han caído o, en el mejor de los escenarios, no han cumplido los objetivos previstos. “La lluvia y el frío en el inicio de la campaña de primavera no ha animado nada a la gente a comprar”, lamenta el presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), Borja Oria.

Mayor descenso en lo que va de año


Como consecuencia, las ventas en el sector textil han disminuido el 18,5%. Es la mayor caída desde el inicio de año. En enero y febrero se registraron bajadas del 10,8% y el 11,3%, respectivamente. “De media en el primer trimestre las ventas se han reducido casi un 14%”, detalla Oria.

La primera cadena que anunciaba esta semana los malos resultados registrados en marzo fue la sueca H&M. La firma pinchaba con un caía del 4% de las ventas respecto a 2012. La propia cadena ya apuntaba a la meteorología como una de las principales razones. “El año pasado las condiciones meteorológicas fueron favorables para la temporada (de primavera) mientras que este marzo ha sido lo contrario con un tiempo frío y nieve en varios mercados, sobre todo en Europa y América del Norte”, subrayaban fuentes de la compañía.

Del mismo modo, la catalana Mango confiesa que aunque no tiene cifras exactas aún sobre la mesa el pasado marzo no ha sido un buen mes para las ventas de la última colección que han lanzado. “No hemos crecido todo lo que teníamos previsto”, explican a Economía Digital fuentes del grupo que dirige Isak Andic. Otra de las cadenas de distribución que también asegura que el clima afecta, como norma general, a las ventas y que retrasa el lanzamiento de la campaña de primavera -verano es El Corte Inglés. Aunque como no desglosan sus resultados de forma mensual, no pueden asegurar si en su caso las lluvias han hecho mella en el consumo y, por consiguiente, en la facturación.

Trimestre negro

El comienzo de 2013, apunta Acotex, ha sido muy difícil y duro y las expectativas de cara al resto del año no son mucho mejores. “Desgraciadamente no se espera que sea bueno”, insiste Oria. El comercio del sector de la moda sufre ya una caída acumulada de las ventas del 30% desde el inicio de la crisis, en 2007. Además, el sector ha sido uno de los más castigados por la subida del IVA que entró en vigor el pasado septiembre y que ha profundizado la contracción del consumo.

Sin embargo, se espera que con el cambio, casi radical, del clima de las últimas semanas se animen algo las ventas. “Hemos notado que ya nos estamos recuperando y esperamos que los resultados de marzo sean algo puntual”, detallan fuentes de Mango. También se muestra más optimista el presidente de Acotex. “Abril compensará la caída de marzo seguro y será un pequeño balón de oxígeno”, señala Oria. Con todo, habrá que esperar al cuarto mes del año y a una sostenible subida de las temperaturas para comprobarlo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad