El precio de la movilidad laboral en Estados Unidos

stop

Los norteamericanos se mudan, de media, 11 veces a lo largo de su vida; el número crece cuando se trata de la población más joven

Unos operarios haciendo la mudanza de todo un edificio / EFE

Portland (EEUU), 07 de noviembre de 2015 (22:00 CET)

¿Qué pasas en Estados Unidos? ¿Por qué la gente se muda tanto de casa? Pese a los quebraderos de cabeza que supone una mudanza, los norteamericanos cambian varias veces de casa a lo largo de su vida. La media se sitúa en torno a 11 veces.

Por lo general, las mudanzas se producen o bien porque se ha encontrado una vivienda mejor, con unas circunstancias más favorables, o bien por temas laborales como, por ejemplo, un nuevo trabajo.

Sin embargo, empaquetar todos los enseres de una familia, vaciar cajones, estanterías, alacenas… No es tarea fácil y, además, cuesta dinero.

Más traslados intraestatales

Las empresas aseguran que casi el 80% de las recolocaciones o traslados de empleados son interestatales, mientras que apenas un 22% son intraestatales, según la última encuesta elaborada por la organización Worldwide ERC, especializada en la movilidad laboral.

Además, según esta misma encuesta, los empleados que se tienen que trasladar a otro destino eligen, en su mayoría, el alquiler frente a la compra de una vivienda, especialmente los más jóvenes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los alquileres en EEUU han seguido, durante los últimos años, una tendencia al alza.

Sólo la empresa United Van Lines trasladó, aproximadamente, 128.000 familias el año pasado. El número de familias que se trasladan en una semana o en un mes varía a lo largo del año, pero los meses de mayor actividad son entre mayo y agosto, explican fuentes de la compañía a Economía Digital.

La distancia y el tamaño de la casa

Pero, ¿cuál es entonces el precio de la movilidad en Estados Unidos? Depende siempre de la distancia y el tamaño de la casa.

Pero, por poner algunos ejemplos, mudarse de un apartamento de dos o tres habitaciones en Nueva York a otro similar en Washington –con algo más de 200 millas de distancia—supondría entre 2.700 y 3.700 dólares (2.500-3.500 euros). Y todo ello sin contar con algunos servicios extra de embalaje que aumentarían, otros miles de dólares, la factura.

Si se trata de un apartamento más pequeño, de una habitación, mudarse de Portland a Seattle –un trayecto aproximado de tres horas-- podría costar entre 1.500 y 1.900 dólares (1.400 y 1.800 euros), según los datos ofrecidos por Moving.com

Pero si la distancia aumenta, el coste también. Por ello,  la empresa 2 Brothers Moving & Delivery calcula que mudarse de Portland a Denver –más de 1.000 millas de distancia-- podría costar en torno a 5.000 o 6.000 dólares (4.600- 5.500 euros) dependiendo del tamaño de la vivienda.

Una industria de miles de millones de euros

Aunque siempre queda la opción de hacer la mudanza uno mismo. No obstante, la AMSA --Asociación de empresas de mudanza norteamericana--  asegura que "aunque contratar a un profesional sale, definitivamente, más caro, facilita el proceso".

Como consecuencia de ello, en EEUU se ha gestado una industria de la que forman parte 7.000 empresas que emplean a 122.600 personas y que facturan al año 3.600 millones de euros.

Estos números son un reflejo del negocio que se esconde tras las mudanzas. Es más, si se tiene en cuenta el servicio de transporte, el almacenamiento de todos los muebles y artículos del hogar, los servicios de embalaje, la distribución y la logística… los ingresos de la industria superan los 12.000 millones de euros al año, según datos de la AMSA.

Y es que aunque las mudanzas estresan, agobian y se sienten también en el bolsillo, si el motivo de cambiar de casa es un ascenso laboral o un nuevo trabajo mejor remunerado como bien dice el refrán Sarna con gusto, no pica, ¿o no?

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad