Fira convierte Barcelona en la capital del progreso urbano

stop

El primer congreso europeo dedicado a la gestión de las ciudades con criterios de eficiencia y sostenibilidad reunirá en la capital catalana a más de 200 expertos en el concepto 'smart city'

17 de noviembre de 2011 (18:35 CET)

La cada vez mayor escasez de los recursos naturales, así como la tendencia de las poblaciones mundiales a concentrarse en los entornos urbanos, plantea retos que algunas ciudades ya han encarado con la eficiencia y la sostenibilidad como ejes del nuevo paradigma. Son las llamadas ciudades inteligentes --smart cities-- y Barcelona se convertirá en la capital de los debates sobre este modo de progreso urbano.

Fira de Barcelona ha puesto la primera piedra para lograr este liderazgo internacional. Smart City Expo, el primer congreso europeo de la materia, agrupará a más de 200 expertos internacionales de primer nivel y de hasta siete disciplinas distintas que contribuyen a pensar y redefinir las actuales ciudades.

Entre el 29 de noviembre y el 2 de diciembre, el organismo ferial facilitará el foro para transferir conocimientos y respuestas entre responsables urbanos, técnicos y especialistas en soluciones innovadoras.

El mejor momento


“Este es el momento ideal para el congreso”, asegura el director del área comercial de Fira de Barcelona, Albert Planas, a Economía Digital. “Las restricciones presupuestarias de las administraciones públicas son una oportunidad para lograr que se gobierne pensando en términos de eficiencia”, explica.

Birmingham (Reino Unido) ha logrado reducciones del 30% de su factura energética gracias a entregar en concesión la iluminación pública a una empresa que ha instalado sensores que activan el alumbrado sólo si hay transeúntes en la calle. Éste es alguno de los ejemplos que compartirán el medio centenar de ciudades que han confirmado su asistencia al congreso.

La unión hace la fuerza

Sin embargo se deben realizar concesiones políticas. “Hay que plantear algunas soluciones desde el ámbito supramunicipal para que la inversión en innovación sea rentable para consistorios y empresas”, según explica la especialista Pilar Conesa.

Las ciudades españolas que ya han dado el primer paso son Málaga, Barcelona, Madrid y Santander. Éstos y otros municipios europeos trabajan desde los ámbitos medio ambiente, tecnología información y comunicación (TIC), vida y personas, urbanismo, gobierno y financiación, y energía y movilidad para ofrecer a sus ciudadanos calidad de vida respetuosa con el entorno y con las nuevas necesidades económicas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad