Iberdrola acelera la dilución del poder de Florentino Pérez

stop

NUEVA AMPLIACIÓN DE CAPITAL

Florentino Pérez

24 de noviembre de 2011 (09:42 CET)

Iberdrola ha dado un nuevo paso para diluir la participación de ACS, la empresa que preside Florentino Pérez, primer accionista de la eléctrica pero en la que no puede ejercer sus derechos políticos por su enfrentamiento con el presidente y el consejo. La sociedad que lidera Ignacio Sánchez Galán acaba de dar vía libre a un nuevo dividendo en acciones.

Si ACS cobra en metálico, lo que hace habitualmente para sufragar la deuda derivada de la compra de la participación, diluirá de nuevo su peso en el capital de Iberdrola. De este modo, la participación del grupo de servicios en el capital de la eléctrica podría caer hasta el entorno del 18,6%. Hace un año controlaba algo más de un 20%.

Iberdrola ha renovado su plan para poder pagar el dividendo en acciones, lo que le permite reducir la salida de dinero de la caja y diluir la presencia en el capital de ACS, a quien se enfrenta desde hace años en una dura batalla legal. La pérdida de peso de la firma que lidera el presidente del Real Madrid ha sido significativa este ejercicio y previsiblemente tendrá continuación tras el dividendo a repartir en enero.

El último pago de este tipo se abonó en julio y ACS optó por llevarse el dinero. En concreto, ACS redujo entonces su participación en Iberdrola del 19,02% al 18,83%. Ahora Iberdrola ha anunciado las condiciones del nuevo dividendo pero el número de acciones a emitir dependerá de los accionistas que opten por el pago en papel y del precio de cotización en ese momento.

Si todos los socios prefirieran papel y la acción rondara los precios actuales, Iberdrola emitirá un máximo cercano a los 180 millones de títulos, equivalentes al 3% del capital aproximadamente. Esa sería la dilución máxima en el caso de que sólo ACS cobrará su parte en metálico.

Financiación de la deuda asociada


En el pago del anterior dividendo, el 40% del capital optó por cobrar en acciones y el 60% en metálico. Si en enero se mantuviera la misma proporción, ACS diluiría su paquete en Iberdrola cerca del 1,2%, hasta situarlo en el entorno del 18,6%. ACS, que ha declinado comentar si cobrará en metálico o en acciones el próximo abono, cuenta ahora con una participación en Iberdrola del 18,8%.

La percepción del dinero en efectivo es la fórmula más probable que elegirá ACS, ya que destina la totalidad del dividendo a atender el servicio de la deuda tomada para comprar esa participación.

Este año, antes del dividendo de julio, se había producido otra dilución del peso de la constructora como consecuencia de la compra por Qatar del 6,16% de la eléctrica a través de una ampliación de capital.
.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad