La Audiencia de Barcelona da carpetazo definitivo al 'caso Marina Vela'

stop

EL TRIBUNAL NO APRECIA IRREGULARIDADES

El presidente de la APB, Sixte Cambra

en Barcelona, 21 de mayo de 2015 (23:22 CET)

La Audiencia de Barcelona ha dado carpetazo definitivo al caso Marina Vela. El tribunal considera que la instrucción ha demostrado que no existen indicios suficientes para demostrar que el presidente de la Autoritat Portuaria de Barcelona (APB), Sixte Cambra, amañó la licitación de la Bocana Nord para favorecer al empresario que resultó ganador, Nicolás Mayol.

Esta causa nace de una querella presentada en mayo de 2014 por la empresa Varadero, donde se afirmaba que la APB había diseñado un concurso para la construcción y explotación de una marina al lado del hotel Vela, cuyas bases hacía poco atractiva e incluso inviable la actividad económica para cualquier empresa. No obstante, el escrito acusatorio, firmado por el letrado Cristóbal Martell, señala que la firma Formentera Mar que finalmente resultó adjudicataria sabía de antemano que, ademas de esos terrenos, iba a explotar dos parcelas más. En su conjunto, la aventura empresarial sí era interesante.

Argumentación 

La sección tercera de la Audiencia ha ratificado el auto de archivo emitido por el juzgado de instrucción 31 de Barcelona y refuerza sus argumentos. Hay dos elementos básicos. El primero desmonta la afirmación de que la licitación era inviable. Y, para ello, recuerda que la defensa de la APB, ejercida por el letrado Rafael Entrena, ha aportado cuatro informes que así lo demuestran.

El segundo punto en que se sustenta la decisión es que no se ha acreditado la relación entre Cambra y Mayol. "Ni que al margen de conjeturas y argumentaciones indemostrables, se ofrezcan mayores indicios o evidencias de delito cuya persecución reclama", dice el auto con fecha 19 de mayo. 

El proyecto 

El proyecto de la Marina Vela supone completar al relanzamiento del Port Vell. La zona se encuentra en plena efervescencia. La llegada del hotel Vela hace cinco años, la probable implantación de la delegación española del Museo Hermitage y la marina de lujo han levantado el interés del sector.

La estructura acogerá un total de 134 embarcaciones con esloras de entre 15 y 40 metros. Además, se completará con una marina seca de 3.000 metros cuadrados de superficie para embarcaciones de eslora máxima de nueve metros y que podrá acoger unos 205 barcos. El proyecto también dispone de diversos edificios, como la capitanía, diversos equipamientos de servicios portuarios y un mirador con un restaurante-bar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad