La Cambra avisa: Barcelona está al borde del colapso viario

stop

Los empresarios reclaman más inversiones en infraestructuras en el ámbito metropolitano

Miquel Valls y  Joan Ramon Rovira

26 de enero de 2014 (13:05 CET)

La Cambra de Comerç de Barcelona toca nuevo la cara a las administraciones públicas (en plural) por la falta de inversión en las infraestructuras de acceso a Barcelona. La organización presidida por Miquel Valls ha puesto el acento en la congestión de los accesos viarios a la capital catalana, un problema que va ligado a los primeros síntomas de recuperación económica.

La crisis obligó a muchas familias a cambiar el vehículo privado por el transporte público. La gasolina y el coste de los aparcamientos en Barcelona son dos elementos disuasorios importantes cuando se intenta recortar gastos. Pero la subida de precios del transporte público y los primeros brotes verdes han propiciado que muchos opten de nuevo por desplazarse en coche.

Atascos sin motivo aparente


Las infraestructuras de la Barcelona Metropolitana están desatendidas económicamente y ello compromete la fluidez de la circulación, avisa la Cambra. Recuerda que los atascos ya ocurren “sin motivo aparente”, como el lunes pasado en la entrada norte de la ciudad, el Nus de la Trinitat.

Si los accesos están permanentemente colapsados, la competitividad de la capital catalana bajará. Así como la de importantes puntos logísticos que están a su alrededor. Como el puerto o el polígono de la Zona Franca, muy dependientes del tránsito rodado por las carencias en los ferrocarriles. De nuevo, motivada por la falta de inversión púbica.

Colaboración público-privada

La Cambra reclama una solución inmediata a esta situación, aunque sea por la vía de la colaboración público-privada. Exige que se retomen proyectos parados y que se reactive la redacción de nuevos, ya que el futuro en este sentido es poco optimista para los ciudadanos y las empresas de la ciudad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad