La Sirena intenta el asalto a Madrid

stop

La empresa invertirá hasta abril 5,5 millones de euros en abrir 12 nuevos establecimientos para consolidar su tercera posición

Equipo directivo de La Sirena

23 de noviembre de 2010 (14:19 CET)

Tal como anunciaban el pasado mes de abril, cuando presentaron las cifras del último ejercicio, La Sirena intentará el asalto a Madrid. Su director general, Frances Casabella, ha anunciado que invertirán en los próximos cinco meses unos 5,5 millones de euros para inaugurar 12 nuevos centros “en la comunidad y sus sus alrededores”, en declaraciones a Economía Digital. Así mismo, ha reconocido que con esta operación buscan consolidarse en la tercera posición como proveedores de congelados en el centro de España. “No podemos aspirar a más, los dos primeros tienen una cuota de mercado muy superior a la nuestra, que es del 8%”, ha añadido.

En Catalunya la cuota se eleva hasta el 29%, pero la intención de Casabella es fortalecer su posición e invertirá dos millones más en abrir seis establecimientos. “Pensamos en zonas con una densidad de población importante donde no estemos presentes o solo tengamos una tienda”, ha explicado. Además, el grupo llegará a los 7,7 millones invertidos lavando la cara a las instalaciones actuales, tanto las comerciales como los centros de logística de Terrassa y Getafe. Lo que supone un récord para una empresa que cerró el 2009 con un resultado negativo.

Casabella también ha confirmado que piensan continuar con la política agresiva de ofertas y promociones que están desarrollando. “Ahora la gente gasta menos en la cesta de la compra y come más en casa”, ha descrito. Una situación que deja el mercado de los congelados en buena posición y que los directivos de La Sirena quieren aprovechar jugando fuerte en la guerra de precios que hay en el sector de la alimentación (la marca blanca alcanza una cuota del 41,6% hasta septiembre). “Nuestra apuesta es clara: lanzar productos de primera necesidad a precios muy competitivos”, ha afirmado el director.


Pérdidas

La Sirena cerró el último ejercicio en abril del 2010 facturando 171,9 millones de euros. Lo que suponía un 3,8% más que el año anterior pero con un resultado neto de la empresa negativo derivado de la deuda que acarreaban, con préstamos y capital de riesgo. Las previsiones indican que la empresa cerrará este año alcanzando los 177 millones, elevando su Ebitda un 13% hasta los 16 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad