Los empresarios catalanes claman contra la 'chapuza' del Corredor del Mediterráneo

stop

El Gobierno licita una obra que se carga el ancho ibérico en algunos tramos a pesar de ser la opción constructiva más cara

El presidente de Foment, Gay de Montellà | ED

27 de diciembre de 2013 (19:10 CET)

La licitación de los tramos del Corredor del Mediterráneo entre Vandellós (Tarragona) y Vinaròs (Castellón) y entre este municipio y la ciudad de Castellón escondía una sorpresa que ha enervado al empresariado catalán. Foment del Treball ha mostrado públicamente su preocupación porque la alta velocidad elimina el ancho de vía ibérico.

La patronal recuerda que esta decisión ha borrado de un plumazo las comunicaciones ferroviarias entre Catalunya y Andalucía y Aragón y Levante. El corte obliga al tráfico de mercancías a utilizar vías alternativas, ya que el resto de vías del país tienen un ancho distinto al del AVE.

Opción constructiva más cara

Esto elimina la ventaja competitiva que supone la implementación del Corredor Mediterráneo en España y encarecerá los costes de distribución de las empresas por esta vía, alerta la patronal.

Lo que más ha preocupado al empresariado catalán es que en la adjudicación, que tuvo lugar el pasado 14 de noviembre, no se apostara por aplicar el llamado tercer hilo. Una alternativa constructiva que es más económica que la propuesta actual y que incorpora el ancho de vía internacional sin eliminar el ibérico.

Alternativa por Madrid

En el mismo proyecto el Gobierno asegura que la alternativa para las mercancías es la línea de Sagunto a Teruel, actualmente en desuso por ser un tramos sin electrificar. Lo que exige locomotoras diesel, rasantes más pronunciadas y limitaciones de carga remolcable. El transporte desde Catalunya a Andalucía tendrá que pasar obligatoriamente por Madrid.

La patronal tacha de “ridículo” este diseño.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad