Los implicados en el caso FECAC: "Si estos documentos salen a la luz, esto es una bomba"

stop

Los denunciantes del empresario Francisco García Prieto encendieron las alarmas cuando consiguieron pruebas del presunto desfalco. El sucesor y actual presidente Daniel Salinero pidió un pacto de silencio para que el caso no llegase a la prensa

Feria de Abril de Cataluña.

Madrid , 09 de noviembre de 2015 (23:10 CET)

El juicio contra la cúpula de la FECAC, la entidad que organiza la Feria de Abril de Cataluña, comenzó con una acalorada discusión en la que los allegados al presidente Francisco García Prieto tuvieron acceso a documentos que probaban unos presuntos delitos de apropiación indebida, fraude en subvenciones y delito continuado en documento mercantil y oficial.

A Francisco García Prieto, que hoy se enfrentará a las preguntas de juez, lo intentaron derribar los sectores independentistas y algunos empresarios enemigos. Pero ninguno de ellos pudo con Paco, el presidente que contó con el favor de Jordi Pujol y de los gobiernos socialistas para disfrutar de subvenciones millonarias para una de las fiestas más multitudinarias de Cataluña. Pero, al final, fueron los suyos, sus fieles y aliados, los que lo derribaron. Ahora está imputado por beneficiarse personalmente de las ayudas públicas y los acuerdos comerciales que firmaba como presidente de la entidad.

La reunión


El 10 de junio de 2013 se celebró una reunión de la FECAC el día que desencadenó el juicio. Los representantes de la entidad reclamaron a Francisco García Prieto asumir responsabilidades por los presuntos fraudes cometidos en la entidad. Los nervios se apoderaron de los asistentes y hubo recriminaciones recíprocas.

Sus excolaboradores Miguel Terrino, Manuel Espinosa, Joaquín Moreno y Eduardo Mejías acorralaron a García Prieto para exigirle cuentas claras. Ante el ataque, el ex tesorero Juan Salazar, admite que la documentación delata graves irregularidades, según consta en un acta de la reunión que se detalla en un informe de los Mossos d'Esquadra al que ha tenido acceso este diario.

Del secretismo al escándalo

"Yo sabía que había tela, pero he llevado las facturas a un abogado y me ha dicho que soy culpable también y que esto va a ser una bomba", admitió en la reunión el extesorero. "Estos documentos ya los hemos visto todos y si estos documentos salen a la luz, es una bomba", reconoció Miguel Terrino, ex mano derecha de García Prieto que también está imputado en el juicio.

Entonces, en medio de la confrontación, Daniel Salinero, heredero político de García Prieto y actual presidente de la Fecac, propuso a los alzados resolver el problema con discreción. "Que lo arreglemos porque esto no salga de esta mesa por el bien del futuro de las entidades. Y como compañero exijo a Joaquín Moreno que esto no salga a la calle", dijo.

La discusión entre los miembros terminó con la propuesta de la dimisión de Francisco García Prieto, pero la cúpula quería dar una imagen impecable ante la opinión pública y con el propósito de tapar el conflicto por el presunto fraude.   

Entonces, Daniel Salinero, inicia un nuevo debate: "¿Y si la prensa pregunta, ¿qué se le dice? ¿Qué dimitió porque está cansado o no se dice que ha dimitido?

Eduardo Mejías responde: "Que se diga que por su enfermedad debe descansar y así es más creíble si renuncia a la fundación y a la federación".

Salinero: "Paco tiene que salir por la puerta más grande del mundo y a nivel político, hay que realizar un buen discurso". "Cuando haya rueda de prensa y la gente se entere, la liamos".

Salinero tuvo razón. Hoy comienza el juicio por un presunto fraude millonario. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad