Miró se desprenderá de un tercio de sus tiendas

stop

DISTRIBUCIÓN

Una de las 141 tiendas de Miró

20 de mayo de 2011 (13:01 CET)

Establiments Miró se desprenderá de un tercio de su red de tiendas --141 en toda España-- cerrándolas o vendiéndolas a otras cadenas que subroguen también el personal de los establecimientos afectados. Esta es una de las medidas que acompañan al concurso voluntario de acreedores presentado el jueves tras fracasar las negociaciones con los principales acreedores.

La intención de Francesc Miró es salvaguardar todo el empleo posible, pero para conservar su compañía deberá acometer una dura reestructuración. El pasivo de la empresa ascendería a 260 millones, incluyendo los vencimientos de varios créditos.

Entre los principales acreedores bancarios se encuentran Banc Sabadell, Santander, La Caixa y BBVA. Sin embargo, Miró cuenta con una deuda muy repartida. Hasta 25 bancos y cajas prestaron 100 millones a la empresa de Francesc Miró.

Otros 160 millones corresponderían a proveedores como Sony y LG y a las compañías de crédito que han asegurado las compras de los proveedores (Euler y Crédito y Caución, entre otras). Las lista de acreedores la cerrarían cientos de autónomos y pymes.

Apoyo de los sindicatos

Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, han emitido sendas notas de apoyo a la dirección de la cadena. La representación sindical ha mostrado su apoyo a las gestiones de Francesc Miró para lograr una solución extra judicial a la situación de insolvencia por la que atraviesa la empresa catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad