Nissan ve con buenos ojos el plan industrial para conseguir la 'pick up'

stop

El subdirector general en España, Frank Torres, asegura que la hoja de ruta pacta es “suficientemente potente” mientras CCOO anima a los trabajadores a rechazarlo

10 de enero de 2011 (20:33 CET)

El subdirector general de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, ha considerado que el nuevo plan pactado por los sindicatos UGT y Usoc con el Ministerio de Industria es "suficientemente potente" como para conseguir que la matriz japonesa adjudique la pick up a la planta de la Zona Franca de Barcelona.

En declaraciones a Europa Press, Torres ha recordado que la fábrica "se juega su futuro" este miércoles en el referéndum sobre el nuevo plan de competitividad. Una votación en la que el directivo espera que "triunfe el sentido común y gane el" para que se demuestre que la empresa y los trabajadores "quieren un nuevo modelo y luchan por el futuro de la planta".

Si al final la hoja de ruta fuese rechazada, Torres sostiene que se lanzaría un mensaje muy negativo: Que no se lucha por el futuro de la planta. Así, prevé consecuencias tanto en la fábrica de Barcelona como para sus proveedores. En cualquier caso, ha recordado que un referéndum no tiene validez legal.

Mesa de diálogo

Por el momento ya cuentan con el voto negativo de los afiliados a CCOO, que no rubricaron el plan del Ministerio de Industria. En un comunicado han recordado que los compromisos del 2009, un documento que obligaba a la multinacional a adjudicar un nuevo producto en la Zona Franca en 2010 para iniciar su producción en 2012.

Además, acusan a la empresa y el método que han usado durante la negociación de “romper con las reglas básicas de las relaciones laborales y la negociación colectiva” y de usar la pick-up para implementar más recortes laborales. Igualmente, han criticado que las mejoras en la candidatura de la Zona Franca “pretenden ser compensadas sobrada y exclusivamente con el esfuerzo de los trabajadores” y no con subvenciones públicas.

Con todo, desde CCOO han reclamado que se rechace el plan para conseguir reabrir el proceso de negociación “que garantice la adjudicación del pick-up, tal como está pedido desde noviembre” y que se cumplan los compromisos del 2009 “que supusieron, entro otros, la asignación de recursos públicos de dinero de los contribuyentes”.

Reunión en Japón

La ansiada decisión de Nissan tendrá lugar el jueves, cuando el comité ejecutivo de la empresa automovilística se reunirá en Japón y decidirá a qué planta se adjudicará la pick up. Según el subdirector de la empresa en España, la fábrica de Barcelona tiene posibilidades y sus “grandes competidores” son las industrias que están situadas en Marruecos y Sudáfrica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad