Otra fábrica se va de Cataluña: Bacardí cierra la planta de Mollet

stop

La compañía dejará de fabricar en España para concentrar la producción en Italia, aunque mantendrá las oficinas en Barcelona

Sede de Bacardí en Mollet del Vallès / Google Maps

Barcelona, 11 de febrero de 2016 (14:15 CET)

Continúa el goteo de fábricas que cierran en Cataluña. Si hace pocos días fue Delphi, este jueves Bacardí anunció a su plantilla que cerrará la planta de Mollet del Vallès (Barcelona) y despedirá a sus 84 trabajadores, según han explicado fuentes de la UGT y CCOO.

La compañía presentará un expediente de regulación para prescindir de todos sus empleados de producción y embotellado, pero el ere no afectará a las oficinas, donde trabajan unas 290 personas. La causa del cierre de la fábrica es la centralización de la producción en la planta de Bacardí en Italia, como ha argumentado la compañía.

CCOO rechaza el cierre porque considera que no existen causas objetivas que justifiquen el cierre y que se trata de una simple deslocalización. El sindicato ha pedido a Bacardí que haga marcha atrás y defina un plan industrial que dé continuidad a la producción en Mollet.

Se mantiene la distribución

La empresa, que no ha concretado la fecha del cese de la producción, ha destacado que mantendrá su centro de distribución en Cataluña, así como sus equipos comerciales y de márqueting, y que la apuesta de la marca por el mercado español no varía. 

Bacardí ha mostrado su disposición a negociar con los trabajadores afectados para facilitarles una recolocación. Empresa y representantes de la plantilla iniciarán la semana que viene un periodo de consultas para intentar llegar a un acuerdo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad