Pimec apurará hasta final de año para integrarse con Foment

stop

Josep González cree que el reconocimiento judicial de Fepime no ayuda al proceso

Josep González, presidente de Pimec

20 de octubre de 2012 (18:12 CET)

Las patronales deberían ofrecer una imagen de unidad, y de colaboración, en un momento donde se exige al conjunto de la sociedad la máxima eficiencia. Pero esa imagen no acaba de lograrse. Fuentes de Pimec se han fijado como límite el final de año para buscar la integración, siempre frustrada, con Foment para lograr una patronal fuerte y representativa de la mediana y la pequeña empresa. Si no se logra, difícilmente se intentará de nuevo.

Pero el fallo del Tribunal Supremo, que ha acabado reconociendo a Fepime, tras el recurso que presentó el Govern y Pimec, dificulta la operación. El presidente de Pimec, Josep González, ha considerado, en una entrevista este sábado en la cadena Cope, que el hecho de que Fepime tenga a partir de ahora representatividad en los órganos consultivos de la Generalitat, “puede tener un carácter neutro, pero, en todo caso, no ayudará” en el intento de integración.

Tres patronales

González admite que la imagen que ofrecen las patronales es negativa, porque a todos los ciudadanos se les exige ahora una mayor eficiencia, y se pide de forma constante que todo se base en economías de escala, para ahorrar recursos y ganar productividad. En cambio, con el fallo del Supremo, Catalunya contará con tres patronales, sin que se pueda demostrar claramente que las tres son necesarias.

Esa sentencia del Tribunal Supremo coincide, por tanto, con el cuarto intento de fusión de Foment del Treball y Pimec. Y, por ello, los responsables de Pimec consideran que no se puede repetir el intento de forma indefinida. O antes de fin año, o se abandona la idea.

Optimismo

Los implicados reconocen que las conversaciones van en buena dirección, pero que existe una gran complejidad, principalmente en las organizaciones territoriales. En Foment del Treball, además, existe un problema y es que los afiliados a Fepime también forman parte de la patronal con sede en la Via Laietana. Su presidente, Joaquim Gay de Montellà, ha asegurado que ellos están por la unión patronal y que la sentencia no debería cambiar la hoja de ruta que se habían marcado.

La paradoja, que se admite desde Pimec, es que los sindicatos, CCOO y UGT, no están teniendo dificultades a la hora de establecer estrategias comunes. Hablan de “unidad de acción”, una unidad que no se ve, por ahora, en las patronales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad