Repsol explota en Venezuela el mayor pozo de gas de su historia

stop

MEGACAMPO PERLA

La exploración de Repsol (upstream) logra récord de facturación

en Madrid, 06 de julio de 2015 (13:06 CET)

La multinacional española Repsol está de enhorabuena. Acaba de poner en marcha el primer pozo productor del megacampo Perla, en el Golfo de Venezuela, el mayor descubrimiento de gas en la historia de la compañía y el campo 'offshore' más grande de Latinoamérica, con un volumen de gas en subsuelo cifrado en 17 billones de pies cúbicos de gas (Tcf), cantidad equivalente a 18 veces el consumo anual de gas de España.

El campo Perla está situado en el bloque Cardón IV, en aguas someras del Golfo de Venezuela, a 50 kilómetros de la costa. La compañía espera iniciar la producción con 150 millones de pies cúbicos de gas al día (Mcf/día), para alcanzar a finales de año los 450 Mcf/día, destinados al consumo local de Venezuela.

En las siguientes fases del proyecto, la producción irá en aumento hasta alcanzar los 1.200 millones de pies cúbicos de gas al día en 2020, volumen que se mantendría hasta el final del contrato en 2036.

Cardón IV

Repsol y la compañía italiana Eni descubrieron en 2009 el bloque Cardón IV, donde se han perforado siete de los veintiséis pozos previstos en el Plan de Desarrollo, que se pondrán en producción mediante cuatro plataformas y conexiones submarinas que llevarán el gas a la costa para su procesamiento. La licencia del bloque está operada por la empresa Cardón IV S.A., sociedad creada por Repsol (50%) y Eni (50%).

Repsol, presenten en los sectores de petróleo y gas de Venezuela desde 1993, alanzó en 2014 una producción neta de 36.800 barriles equivalentes de petróleo al día en el país. Y cuenta con derechos mineros sobre 8 bloques en producción, con una superficie neta de 853 kilómetros cuadrados, repartidos en  Cardón IV, Carabobo, Quiriquire, Quiriquire (gas), Yucal Placer Norte, Yucal Placer Sur, Mene Grande y Barúa Motatán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad