Rosell se rodea de sus fieles para abordar la nueva etapa de la CEOE

stop

Los primeros niveles de dirección de la gran patronal española contarán con más presencia de empresarios catalanes

Nueva cúpula directiva de la CEOE

28 de diciembre de 2010 (14:37 CET)

Juan Rosell ha dejado prácticamente cerrados los nombramientos en los órganos de gobierno de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). La filosofía que destilan sus designaciones es similar a la que utilizó tras ganar las elecciones de Foment del Treball: con él estarán aquellos que le han apoyado en la carrera electoral y empresarios de indiscutible lealtad a las tesis que el dirigente catalán defiende para la organización empresarial.

Así, tras nombrar a Arturo Fernández (CEIM) como vicepresidente primero, Rosell ha designado a otros siete vicepresidentes. Deja una plaza libre que podría ocupar en el futuro el nuevo presidente de la patronal catalana cuando Rosell decida dar el paso de renunciar al cargo o alguno de los que quedan fuera del primer reparto de poder. Repite junto al presidente de la CEOE Joan Gaspart, el empresario hotelero que ya ocupó este cargo en el mandato de Gerardo Díaz Ferrán, pero reforzado por la reducción del número de vicepresidencias.

Santiago Herrero (CEA) y Jesús Banegas (Ametic), los dos dirigentes que compitieron con Juan Rosell en las elecciones, quedarán fuera de ese primer anillo de gobernantes patronales. Como era previsible, el presidente de la CEOE ha decidido formar su equipo con dirigentes sectoriales y territoriales que desde un primer momento le prestaron apoyo. Así, los empresarios aragoneses, la poderosa Confemetal o la patronal valenciana cuentan con representación en la cúpula.

Gay de Montellà, en ascenso


Igual sucede con Cepyme, la patronal de la pequeña y mediana empresa adscrita a CEOE. Su presidente, Jesús Terciado, también ocupará una vicepresidencia. Para reforzar sus apoyos más directos, Rosell ha dado entrada en el comité ejecutivo a Joaquim Gay de Montellà, vicepresidente de Foment del Treball, y hombre próximo al actual presidente. Gay de Montellà y Gaspart han constituido los dos principales apoyos de Rosell en su asalto a la CEOE, junto con otras grandes empresas catalanas del grupo La Caixa, que han puesto todos sus contactos institucionales a disposición del nuevo presidente desde que se convocaron las elecciones.

Tras la designación del primer nivel de gobierno de la CEOE, ahora se abre en Foment el melón sucesorio. La junta directiva del próximo 10 de enero puede resultar decisiva para conocer cuál será el calendario y los equilibrios de fuerzas para proceder al relevo de Rosell. En la línea de salida se hallan algunos de los vicepresidentes actuales (Joaquim Gay de Montellà, Eusebi Cima y Josep Manuel Basáñez) y otros aspirantes declarados como el presidente de la Cecot de Terrassa, Antoni Abad. En el caso de este último, juega en su contra la militancia política en CiU, un hecho que es mal visto en determinados sectores de la patronal catalana para dibujar el perfil del nuevo presidente.

Enfado andaluz

El empresariado andaluz ha sido el gran perdedor de las elecciones. Tras empujar a su presidente a competir con Rosell, algunos de sus representantes se sienten traicionados por Herrero (consideran que mintió a los suyos sobre las posibilidades reales de obtener la presidencia) y ninguneados por Rosell. Hoy, en la junta directiva, Rosell ha intervenido para suavizar las tensiones y elogiar la figura de Herrero. Acto seguido, el presidente de la patronal andaluza ha pedido la palabra para ponerse a disposición del nuevo presidente y del conjunto de la organización. Con todo, Herrero ha quedado fuera del primer núcleo dirigente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad