Samsung resurge y amplia beneficios casi dos años después

stop

RESULTADOS

Shin Jong-kyun presenta el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge en el Mobile World Congress

en Barcelona, 29 de octubre de 2015 (10:18 CET)

La decadencia no es eterna, por suerte para Samsung. El gigante surcoreano ha logrado dar la vuelta a la cuenta de resultados y ha ampliado beneficios y ventas por primera vez en casi dos años. El principal causante, el auge del negocio de chips de memoria, que ha logrado liderar el crecimiento del beneficio neto un 29,3% hasta los 4.360 millones de euros.

Los datos contemplan el tramo entre julio y setiembre. Las ventas, por otro lado, aumentaron un 8,9% interanualmente y se fijaron en 49.300 millones de euros. Los resultados, pueden convertirse en un efecto, esperan desde la firma, tras cinco trimestres a la baja. Las primeras consecuencias se empezaron a ver en el parqué bursátil; las acciones de la sociedad ya cotizan un 1,3% al alza en la Bolsa de Seúl que al cierre de la jornada anterior.

Apple empuja a la firma a beneficios

Solamente la unidad de chips de memoria de Samsung ya registró un beneficio neto de 2.930 millones de euros. El máximo histórico y un incremento del 62% anual. El motivo, el incremento de la demanda de otras marcas y fabricante que adquieren estos componentes. Su principal rival, Apple, es uno de ellos.

Este tipo de elementos han compensado los flojos resultados de las divisiones de tecnología de la información y telefonía móvil. Hasta el año pasado la unidad era el motor de la compañía, pero la competencia ha resultado insuperable para los japoneses. La consultora QUAD Investment apunta a Efe que será muy difícil que Samsung vuelva a las cifras de récord de 2013: "Los usuarios de teléfonos inteligentes de gama alta están migrando a Apple, y probablemente continúe la tendencia en el futuro", apuntan.

Superar el fracaso del S5

La tecnológica confía remontar en el último trimestre del año gracias a su lanzamiento estrella: El Smartphone Galaxy S6. El teléfono salió al mercado con poco éxito, pero confían en la recuperación de ventas gracias a una bajada del precio y a la versión Edge, con los bordes curvos.

Cualquier cosa con tal de superar el varapalo del Galaxy S5, un dispositivo que no estuvo a la altura de la competencia en 2014 y que fue señalado como el principal culpable del declive de beneficios del año pasado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad