Santiago Segura y José Mota crean un banco para financiar espectáculos

stop

Junto con el empresario Luis Álvarez lanzan On Bank, que con el respaldo de Bankia invertirá diez millones de euros para impulsar shows musicales y teatrales

Santiago Segura, José Mota y Luis Álvarez, promotores de On Bank.

Barcelona, 13 de enero de 2017 (06:00 CET)

Inspirado en el Banco de los Pobres de Muhammad Yunus, el productor Luis Álvarez y los actores José Mota y Santiago Segura (también productor y director) lanzaron On Bank, un banco para financiar obras teatrales y espectáculos musicales y con el que proyectan producir diez espectáculos al año.

Si el proyecto llega a la década, como está planificado, se destinarán diez millones de euros para impulsar alrededor de cien shows.

"Desde que me dedico al mundo de la cultura y del espectáculo he tenido que escuchar muchas veces a banqueros y financieros que mi negocio está en un sector que no tiene crédito, o que la cultura es un mundo sin credibilidad. Exactamente lo mismo que se encontró Yunus cuando empezó", dice Luis Álvarez.

Este empresario teatral, que también ha sido productor, director, actor y escritor, a los 36 años llegó a tener una red de trece teatros en siete ciudades del mundo. Al analizar los microcréditos para mujeres agricultoras de la India que impulsó Yunus (y que le llevarían a ganar el Nobel de la Paz), Álvarez se propuso lanzar un banco donde "el aval no sea el crédito" de los que piden financiación "sino su talento".

Bankia financiará los créditos para los shows

Técnicamente, On Bank es una sociedad limitada financiada por Bankia, "con el objetivo de crecer y convertirse en una entidad bancaria independiente", dice Álvarez a Economía Digital, donde el 100% de los beneficios se reinvertirán en el banco, "para que todos los clientes sepan que con su dinero se están creando más espectáculos y soportes financieros para las artes".

Los espectáculos que financiarán, precisa Álvarez, serán "proyectos embrión", porque consideran que las grandes producciones ya cuentan con suficiente apoyo económico externo. "El objetivo es dar salida a nuevos proyectos que, sin nuestra ayuda, no conseguirían ver la luz", agrega.

Además de la financiación que aportará Bankia, también hay aportaciones privadas que están invirtiendo en el Gran Teatro Bankia Príncipe Pío. Esta antigua estación ferroviaria está siendo remodelada como un centro de ocio y gastronomía, con sala de conciertos, cabaret, una escuela artística, un área para actos y un restaurante con una estrella Michelin, que estarán en funcionamiento a finales de 2018. Por ahora allí funciona la Spiegeltent, la carpa con un aforo de 600 personas, donde se realizan espectáculos de diversos formatos.

On Bank tomará las riendas de los espectáculos deficitarios

Pero una entidad financiera no es una sociedad de beneficencia, y las inversiones tienen que ser sólidas. "No se financiarán todos los proyectos, sólo aquellos que creemos que tienen viabilidad para ser económicamente sostenibles", precisa el empresario teatral.

Si un productor no puede devolver el crédito, no se quedarán con una propiedad inmobiliaria, pero sí con el control del espectáculo: "On Bank cogería las riendas de la gestión del show hasta que el crédito sea devuelto. A partir de ahí el banco trabajará junto con el productor original hasta el fin del show, para asegurarse del buen fin del espectáculo", precisa Álvarez.

La selección de los proyectos, señala, se realiza por un comité integrado por siete miembros, entre el director financiero del banco, un representante del comité de riesgo, un experto en ticketing y un especialista en producción, entre otros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad