El puente aéreo permite volar con aviones de Iberia y Vueling indistintamente.

Tres aerolíneas se embolsan 240 millones al año de ayudas públicas

stop

Iberia (98 millones), Air Europa (86 millones) y Vueling (57 millones) son las principales beneficiarias de una ayuda que despierta críticas

Barcelona, 24 de diciembre de 2018 (04:55 CET)

Un vuelo entre Madrid y Tenerife cuesta una cuarta parte a un residente canario que a uno de la Península. El pasado mes de julio, el Consejo de Ministros aprobó elevar la bonificación de los billetes del 50% al 75% para los habitantes de los archipiélagos, Ceuta y Melilla. La medida ya se deja notar en las arcas del Estado, que a lo largo de 2018 desembolsaron más de 240 millones a Iberia, Air Europa y Vueling.

Las cifras que ha podido recabar Economía Digital muestran que la principal beneficiaria de la ayuda pública es Iberia. La compañía aérea que preside Luis Gallego se ha embolsado hasta 98 millones de euros en lo que llevamos de año; una cantidad que engloba las ayudas percibidas por su filial Iberia Express, que opera algunas de las rutas hacia Canarias y Baleares.

Para poner la cifra en contexto, la antigua aerolínea de bandera española ganó 137 millones de euros en 2017.

Air Europa se ha embolsado casi 90 millones de euros por la subvención

Detrás de las colas rojas, Air Europa es otra de las grandes beneficiadas de estas ayudas a los viajeros. En 2018, la operadora balear ha recibido 86,6 millones de euros por el transporte de residentes, una cantidad que supera con creces los alrededor de 70 millones de euros que percibió en 2015.

Además, la compañía de la familia Hidalgo ya fue condenada en 2017 a pagar 30 millones de euros por fraude en la liquidación de estas subvenciones por presentar al Ministerio de Fomento liquidaciones superiores a las que verdaderamente habían pagado los clientes.

Completa la terna Vueling, que en 2018 ha recibido 57,4 millones de euros. La aerolínea de bajo coste está en el foco de las críticas de las agencias de viajes baleares, que la acusan de haber disparado los precios de los billetes con el incremento de la bonificación.

El caso de Binter Canarias

No obstante, el principal beneficiario de las ayudas es Binter Canarias, la aerolínea con epicentro en el archipiélago que realiza además varios vuelos entre las islas. La compañía ha recibido 133,59 millones de euros en lo que va de 2018. Hace unos meses, el ex director general de Transportes de Canarias, Elías Castro, explicaba que sin las bonificaciones "la operativa actual sería muy inferior".

Desde la compañía desmentían vivir de las subvenciones. "Más del 90% de nuestros pasajeros vuela por motivos de negocios, por lo que el adiós a las bonificaciones no implicaría una caída excesiva de la demanda", contrarrestaba un portavoz.

El eterno debate: ¿subvenciones o no?

Consultadas por Economía Digital, fuentes de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) niegan que las aerolíneas estén subvencionadas por el transporte de residentes. "Somos sujetos pasivos", aseguran. Y añaden: "El pago es al pasajero, no a nosotros".

Las compañías reconocen que las bonificaciones estimulan la demanda y pueden ayudar en algunas rutas. Sin embargo, niegan que se trate de un chollo: "Tardamos varios meses en cobrarlas, y tenemos calculado que los costes de gestión prácticamente equivalen a lo que ganamos con ellas".

De hecho, reclamar los descuentos es un trámite farragoso y darse de alta en la plataforma de Fomente se puede demorar durante meses. "Por ello, algunas aerolíneas europeas con poca actividad en las islas desisten a la hora cobrar la ayuda estatal", advierte en el sector.

Las aerolíneas, en el foco

Además de estimular la demanda, las bonificaciones también inciden en el precio de los billetes, más alto de lo normal. "Hasta ahora, cada vez que se ha incrementado el porcentaje de subvención ha llegado acompañado de una subida del coste de los pasajes", denunciaba Marc Pons, consejero de Territorio, Energía y Movilidad de las Baleares, hace unos meses.

A raíz de la subida de la subvención al 75%, la patronal de Agencias de Viaje de Baleares (AVIBA) denunció una escalada de precios fuera de lo normal --a raíz de un informe que se niega a hacer público por motivos de confidencialidad--, señalando particularmente a Vueling. Según informó El País, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) investiga el aumento, algo que fuentes del organismo no confirman a Economía Digital.

Hemeroteca

Iberia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad