Unos alumnos de Esade pronosticaron el cierre de Yamaha

stop

El trabajo final de un Máster in Business Administration (MBA) de la escuela de negocios fechaba el cierre de la factoría en julio. Desde Baker & McKenzie niegan conocer el proyecto, que difiere del plan que están diseñando

11 de febrero de 2011 (20:27 CET)

El anuncio de cierre de la factoría de Yamaha en Palau-solità i Plegamans no fue exactamente una sorpresa para uno de los trabajadores del departamento de compras del grupo. Y es que en su proyecto final del MBA que cursó en Esade el año pasado ya diseñó la clausura y traslado de la fábrica catalana con otros tres compañeros de aula. El estudio teorizaba con el final de la multinacional en julio. En ese momento en que se terminaría la recolocación del 60% de los 430 puestos de trabajo que hay en la planta de la población vallesana y la negociación de la venta de sus activos inmobiliarios.

Los portavoces del comité de empresa ya han puesto el grito en el cielo. “Nos sentimos en medio del ojo de un huracán, hay una mafia moviéndose alrededor”, afirma el representante de CCOO, Óscar Rivera. “Hay demasiadas coincidencias, estamos hablando de las fechas que también se dicen en Baker & McKenzie [encargados del cierre]”. A su vez, fuentes cercanas al bufete internacional niegan conocer este trabajo y aseguran que el plan que se está dibujando bajo la tutela de Eri Nemoto dista del proyecto de MBA.

También desconocían su existencia hasta hace pocos días la dirección catalana de Yamaha. Eso sí, como hace prácticamente un año que tomaron las riendas de la fábrica han encargado revisar todos los pagos para reiterar que nunca se encargó nada a Esade en este sentido. Es más, recuerdan que la escuela de negocios no se dedica a estas labores.

Generalitat

Durante el encuentro a puerta cerrada que el miércoles hubo entre el conseller de Empresa y Ocupación, Francesc Xavier Mena, y los representantes el comité de empresa de Yamaha ya le enseñaron al antiguo profesor de Esade el proyecto. “No pensamos que haya ninguna relación entre Mena y este estudio”, dice Rivera. En este sentido, los sindicatos explican que se comprometió “a mantener los compromisos que teníamos y a continuar estudiando el informe para poder valorar la viabilidad de la fábrica”.

Su posición continúa siendo la misma: “Seguiremos queriendo trabajo, Yamaha es viable en Palau-solità i Plegamans”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad