WPP destituye de forma fulminante al último ejecutivo de Bassat en Ogilvy

stop

El presidente de la filial española, Enric Pujadas, empezó a ser discutido por la caída de resultados de la agencia publicitaria y su adscripción política

Martin Sorrell, CEO de WPP, y Enric Pujadas, de Bassat Ogilvy

06 de septiembre de 2014 (13:53 CET)

Martin Sorrell, el CEO del gigante mundial de la publicidad WPP, ha decidido prescindir del hombre de Ogilvy en España. En las últimas horas ha comunicado la destitución de Enric Pujadas, hasta ahora presidente ejecutivo (CEO) de Bassat Ogilvy, la agencia de publicidad filial y que fundó el publicista Lluís Bassat.

Pujadas era el último directivo que permanecía de la etapa fundacional y su fulminante salida se relaciona con los malos resultados empresariales, así como con su adscripción política independentista.

Perfil político

Fuentes empresariales del sector explican que en la cúpula de WPP no habían gustado que su primer ejecutivo en España mantuviera posturas nacionalistas por los efectos que eso podía tener en el negocio de la compañía, lo que habría estimulado la destitución del cargo. Pujadas compartía su semana profesional entre el despacho madrileño de María de Molina y el barcelonés del [email protected]

Fuera del 'top ten'

La caída de los resultados de la compañía española, no obstante, han sido aún más determinantes. El grupo había adelgazado su estructura en términos laborales (“se había desperdiciado la herencia de Bassat, por ejemplo en Barcelona”, señala un directivo del grupo) y había perdido el Top 10 de la publicidad en España. Ante esa circunstancia contrasta el hecho de Ogilvy & Matter ha sido agencia del año en Europa y América. Fuentes internas aseguran que la filial española era en estos momentos la peor del grupo.

Tres décadas en la firma 

Aunque Pujadas mantendrá algunas relaciones testimoniales con la empresa en la que ha pasado las últimas décadas, el publicista barcelonés cierra una carrera como primer ejecutivo que comenzó en 1982 en el equipo de Bassat. Siempre ha sido un hombre de confianza del creativo e incluso llegó a formar parte de algunas de sus aventuras fallidas a la presidencia del FC Barcelona.

Tesis independentistas 

En lo político, el ejecutivo destituido se sitúa en tesis independentistas, según explican sus próximos. De hecho se le atribuye las campañas publicitarias de ERC sobre las manos limpias y la transparencia en la etapa en la que Josep Lluís Carod Rovira estuvo al frente de la formación republicana.

Licenciado en empresariales, antes de su último destino profesional había sido responsable de marketing en empresas como Cinzano, Benckiser y Laboratorios Sanofi. En 1982 se consagró a la creatividad y el negocio publicitario. Primero en Bassat y Asociados y más tarde en Bassat Ogilvy cuando la multinacional tomó el control de la firma española.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad